• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Pareja de venezolanos en México contó la pesadilla de estar presos

Pareja venezolana radicada en México desde hace 6 años | Foto: Panorama

Pareja venezolana radicada en México desde hace 6 años | Foto: Panorama

Antonio Urbina y Coral Rojas demandaron al Colegio Santa Fe, en México DF, por estafa y maltrato a su hijo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace ocho meses una pareja de venezolanos, integrada por Antonio Urbina y Coral Rojas, estuvo detenida en la Ciudad de México, luego de una demanda contra el colegio Santa Fe, donde estudiaba uno de sus hijos.

El padre, quien es periodista venezolano, convivió con 14.000 presos comunes, informó Panorama.

“Las primeras semanas me tocó dormir en el piso con una pequeña cobija, hasta que una de las literas de metal se desocupó”, indica el hombre que trabaja en Ciudad de México con una transnacional en el área de las comunicaciones.

Estos calabozos son compartidos por 30 reos y Urbina pudo optar por un colchón de cinco centímetros y otras “comodidades”.

Tras nueves meses en la prisión la pareja no pudo ver a sus hijos, ya que tenían que ir acompañados de un adulto y estos no se encontraban en el país azteca.

Los venezolanos ganaron la demanda. Sin embargo, el colegio alargaba los procedimientos.

En el ínterin del proceso penal cobra fuerza que la magistrada del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, Yasmín Esquivel, era la esposa de José María Rioboó, importante empresario y dueño del plantel educativo.

“¿Con quién te metiste tú?”, le preguntó el funcionario que lo detuvo. “Las órdenes de tu detención vienen de muy arriba”, recordó Urbina, quien  trata de recobrar su normalidad, su rutina robaba por tres trimestres. Se siente inseguro, a sabiendas de que los poderosos que lo acosaron siguen en sus puestos. Regresar a Venezuela no es una opción e irse de México no es tan sencillo. La estabilidad de su familia es su mayor deseo.

Esta pareja vivía desde hace 6 años en el Distrito Federal. A Isaac Urbina, de 9 años de edad, lo invitaron a estudiar en el colegio Santa Fe. 

El grupo estaba coordinado directamente por el Ministerio de Educación en Venezuela.

La madre acudió a la Secretaria de Educación Pública (SEP) para pedir una explicación de la situación de su hijo, pero en el lugar le dijeron que no estaba inscrito en ese colegio.

El 13 de diciembre la familia estaba en un centro comercial cuando fue abordada por varios funcionarios.