• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Paraguay censa por primera vez a hinchadas organizadas para evitar violencia

La identificación es una iniciativa de la Fiscalía, la Policía y las propias hinchadas, que dispondrán de un carné identificativo con la fotografía y las huellas dactilares, informó a Efe Christian Bernal, uno de los dos fiscales encargados del proceso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fiscalía de Prevención de Delitos de Paraguay iniciará este lunes la elaboración de un censo de las hinchadas organizadas de Cerro Porteño, Olimpia y Sportivo Luqueño, sobre las que pesa una suspensión de acudir a los estadios por actos de violencia, el primero de ese tipo en el país.

La identificación es una iniciativa de la Fiscalía, la Policía y las propias hinchadas, que dispondrán de un carné identificativo con la fotografía y las huellas dactilares, informó a Efe Christian Bernal, uno de los dos fiscales encargados del proceso.

"Con esto contaríamos con una base de datos en las que se podrá identificar a los hinchas violentos", dijo Bernal.

El censo comenzará a conformarse en el estadio del "Ciclón", como se conoce popularmente al Cerro Porteño, y seguirá esta semana en las canchas de Olimpia y Sportivo Luqueño.

Bernal indicó que la elaboración del censo podría alargarse un mes, y no se descarta que se extienda a otros clubes con alta capacidad de convocatoria.

Añadió que la iniciativa no altera las sanciones emitidas a finales de enero contra las hinchadas de esos tres equipos fueron por la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

La APF prohibió entrar a los estadios a la hinchada de Cerro Porteño por un periodo de dos meses, y de un mes a las de Olimpia y Sportivo Luqueño.

La medida comenzó a aplicarse el pasado fin de semana, con el inicio del Torneo Apertura de Paraguay.

La sanción era una petición de la Fiscalía tras los violentos incidentes registrados en un partido amistoso entre Olimpia y Cerro Porteño, en vísperas del Apertura. El pasado año la hinchada de Cerro Porteño ya fue objeto de una suspensión de tres meses, que le prohibió acudir a los campos.