• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Paraguay avanza para normalizar la relación con Venezuela

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja de Paraguay respaldó este lunes por unanimidad la retirada de esa declaración contra Maduro, emitida durante la crisis por la destitución en 2012 del entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, por parte de la Legislatura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Congreso de Paraguay avanza a marchas forzadas para normalizar las relaciones con Venezuela, con la retirada de la declaración de "persona non grata" contra su presidente, Nicolás Maduro, para lo que dio el primer paso y que allana el camino para la aprobación de su entrada en el Mercosur.

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja de Paraguay respaldó este lunes por unanimidad la retirada de esa declaración contra Maduro, emitida durante la crisis por la destitución en 2012 del entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, por parte de la Legislatura.

El documento, que puede ser aprobado el próximo miércoles en el pleno, pide dejar sin efecto la declaración emitida por la Cámara de Diputados el 28 de junio de 2012, cuando acusó a Maduro, entonces canciller venezolano, de injerencia en los asuntos internos de Paraguay.

"La coyuntura en la cual se dio aquella sanción, tanto en Venezuela como en Paraguay, ha cambiado", dijo a la prensa el presidente de la Comisión de Exteriores, el diputado José María Ibáñez, del oficialista Partido Colorado.

"Paraguay fue restableciendo sus relaciones bilaterales con todos los países de la región incluido Venezuela, el hoy presidente Maduro ha ofrecido disculpas al pueblo paraguayo por los incidentes del 2012", añadió Ibáñez.

La medida forma parte de un esfuerzo del Gobierno del presidente paraguayo, Horacio Cartes, para normalizar sus relaciones con Venezuela.

El pasado jueves, Cartes envió al Congreso el protocolo de adhesión de Venezuela a Mercosur para su aprobación, que según anunció este lunes el titular del Senado, Julio César Velázquez, será tratado el martes en una sesión extraordinaria de esa Cámara.

En caso de ser aprobado, el protocolo pasará a la Cámara de Diputados.

La Legislatura paraguaya nunca ha aprobado el ingreso en el bloque de Venezuela, que entró durante el período en que Paraguay sufrió una suspensión temporal del Mercosur por decisión de los otros socios, Argentina, Brasil y Uruguay, "en castigo" por la destitución de Lugo.

Esos tres países aprovecharon la ausencia de Paraguay para incorporar a Venezuela, ya que el Senado paraguayo bloqueó durante años el ingreso de ese país.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo hoy que el Ejecutivo no está cambiando de posición, "como algunos opinan", y aseguró que "Paraguay va a ser quien dé la legitimidad de vuelta al Mercosur".

El principal grupo de la oposición en Paraguay, el Partido Liberal, acusa al Gobierno de Cartes de un cambio de discurso y de claudicar "ante la presión de Brasil y Argentina" por el envío al Congreso del protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur.

"Antes exigía el respeto a la normativa del Mercosur y a la dignidad del Paraguay, ahora ni lo uno ni lo otro", aseveró a Efe la pasada semana el senador liberal Miguel Saguier.

La impulsora de la retirada de la declaración contra Maduro, la diputada Rocío Casco, del partido de izquierda Avanza País, que cuenta con dos escaños en la Cámara baja y dos en el Senado, se felicitó por la decisión de la Comisión porque se allana así "el proceso de normalización de relaciones" con Venezuela.

Casco explicó que a su juicio la decisión del partido oficialista se debe a que "los colorados conocen muy bien la dinámica del poder, se ubican en los nuevos contextos y coyunturas".

Ibáñez reconoció que "la política va cambiando" y que existen "grandes coincidencias" entre las economías de Paraguay y Venezuela.

"Venezuela es un país que produce petróleo y consume gran cantidad de alimentos, Paraguay es un país que produce alimentos y necesita petróleo, por lo tanto consideramos que no podemos quedarnos pegados en el tiempo toda la vida, en algún momento tenemos que mirar al futuro", añadió el presidente de la Comisión de Exteriores.

"Aquí se habla de la dignidad y la soberanía de un pueblo y nosotros entendemos que la dignidad de un pueblo pasa por generar oportunidades de empleo, crecimiento económico, inversiones y una mejor manera de vivir de nuestro pueblo", defendió Ibáñez.