• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papeles de Panamá revelan irregularidades con empresa Chery en Venezuela

La publicidad oficial destaca que los carros Chery son ensamblados en Venezuela, pero no precisa que a través de empresas offshore. Foto: AVN

La publicidad oficial destaca que los carros Chery son ensamblados en Venezuela, pero no precisa que a través de empresas offshore. Foto: AVN

Los documentos filtrados del bufete panameño Mosaack Fonseca desnudan la trama detrás del negocio automotriz, en el cual inversionistas y otras jurisdicciones corporativas permiten retener, en diversas alcabalas, porciones de divisas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los carros Chery es un negocio que rueda en Venezuela. A diferencia de la suerte que han tenido otras marcas en los últimos años,  las cuales han desaparecido del mercado local por falta de divisas, los vehículos del sello chino se ven en todas partes gracias al auspicio del gobierno venezolano.

Solo el año pasado el presidente Nicolás Maduro anunció la compra de 20 mil taxis Chery, cantidad que supera la producción de las sietes ensambladoras privadas en el año 2015.

Las importaciones masivas de la marca comenzaron con el presidente fallecido Hugo Chávez, quien también fue una especie de valedor para iniciar el ensamble de los autos en el país, especialmente entre los años 2010 y 2014.

Hoy la iniciativa se destaca como ejemplo de la colaboración de los sectores público y privado. El pasado mes de marzo, Carlos Faría, ex viceministro de Industria Intermedias y Ligeras del Ministerio del Poder Popular para la Industria (MPPI), lo calificaba como un “proyecto emblemático” y como “una  experiencia exitosísima”.

Pero lo que para las autoridades de ambos sectores se trata de un ejemplo, en términos financieros ha sido un negocio jugoso para el grupo Yammine.

 El clan, encabezado por Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, Antonio José Yammine Saade y Mohsen Yammine Saade, nacidos en las ciudades de Caracas y El Tigre, interviene en el negocio Chery.

La familia de origen libanés son empresarios conocidos del gobierno venezolano, y fueron los creadores de los vehículos militares Tiuna. Ellos son quienes realmente controlan la operación de ensamblaje de los autos de la marca china, reseñó el periodista Roberto Deniz en The Panama Papers en Venezuela.

Formalmente se trata de una “empresa mixta”: el grupo Yammine se ha asegurado una porción mayoritaria de acceso a las inversiones de ensamblaje a través de una estructura corporativa denominada offshore.

Los Papeles de Panamá, un compendio de documentos filtrados del bufete Mossack Fonseca, detalla la trama detrás del negocio Chery: los inversionistas crearon en Hong Kong, y otras jurisdicciones, empresas asociadas que permiten retener porciones de las divisas venezolanas relacionadas a la adquisición e importación de autopartes y del material de ensamblaje de los vehículos.

 

 Para más información The Panama Papers