• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Papa visitará una favela en Río y el santuario de Aparecida

El papa Francisco I / EFE

El papa Francisco / EFE

El Sumo pontífice también consolará a enfermos de sida, oficiará una misa en el "Campus Fidei" de Guaratiba, rezará el Via Crucis en Copacabana con miles de jóvenes y orará ante la virgen de Aparecida, patrona de Brasil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La visita a una favela y al santuario de Nuestra Señora Aparecida figuran entre los principales eventos de la extensa agenda que cumplirá el papa Francisco en Brasil del 22 al 29 de julio, con motivo de la Jornada Mundial de Juventud (JMJ) en Río de Janeiro, anunció el martes el Vaticano.

Según el programa oficial de su primer viaje internacional, divulgado este martes por la oficina de prensa de la Santa Sede, el Papa, además de presidir varios actos multitudinarios en los que se espera la asistencia de más de dos millones de jóvenes de todo el continente, visitará una favela, se reunirá con líderes empresariales, almorzará con jóvenes y se encontrará con un grupo de presos.

También consolará a enfermos de sida, oficiará una misa en el "Campus Fidei" de Guaratiba, rezará el Via Crucis en Copacabana con miles de jóvenes y orará ante la virgen de Aparecida, patrona de Brasil.

Francisco, primer Papa latinoamericano y jesuita, también realizará una visita de cortesía a la presidenta de la República en el Palacio de Guanabara, en Río de Janeiro.

La agenda del pontífice, con cerca 17 homilías, seguirá la sensibilidad del papa Francisco, por lo que incluye una visita el 25 de julio a la comunidad de Varginha, una de las favelas del Complejo de Manguinhos, entre las zonas más pobres de Río de Janeiro y hasta hace poco una de las más peligrosas.

La visita al santuario de Aparecida, en la región de Sao Paulo (sur), el 24 de julio, responde a una invitación de la presidenta Dilma Rousseff hecha durante la investidura del Papa en el Vaticano.

Según los organizadores de la JMJ en Brasil, Aparecida tiene un significado especial para el pontífice, quien ya como cardenal visitó la ciudad en 2007, en ocasión de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Celam), que contó con la presencia de Benedicto XVI.

El Papa argentino aprovechó el Domingo de Ramos, a finales de marzo, para hacer el anuncio oficial de su viaje a Río de Janeiro y había anticipado, en un encuentro días antes con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, su deseo de visitar también el santuario de Aparecida.

Francisco partirá la mañana del lunes 22 de julio del aeropuerto romano de Ciampino con destino Río de Janeiro.

El martes 23 de julio, el Papa, de 76 años, descansará del largo viaje y no tiene previsto ningún encuentro oficial.

Durante su permanencia en el país con mayor número de católicos al mundo, residirá en el Centro de Estudios y Formación de Sumaré, en la zona alta de Río, propiedad de la diócesis local.

El 24 de julio, a las 08H15 locales, el Papa partirá de Río en helicóptero hacia el santuario, a 240 kilómetros, para rezar ante la pequeña estatua de la Virgen y oficiar una misa durante la cual pronunciará su primera homilía pública.

Después de un almuerzo con obispos y seminaristas, el Papa regresará en helicóptero al aeropuerto Santos Dumont de Río, desde donde se trasladará al hospital San Francisco de Asís de la Providencia Divina, que atiende sobre todo a enfermos de sida.

El jueves 25, después de celebrar una misa privada, Francisco recibirá en la sede de la alcaldía carioca las llaves de la ciudad y bendecirá las banderas que se emplearán durante los Juegos Olímpicos del 2014, que celebrarán en Brasil.

A las 11H00 visitará una de las favelas del norte de Río, repitiendo un gesto que cumplió también Juan Pablo II, y tomará la palabra ante los habitantes del barrio pobre.

La tarde de ese mismo día, a las 18H00, tendrá su primer encuentro con una muchedumbre de jóvenes de toda América Latina que participan en la JMJ en la playa de Copacabana.

El viernes 26, a las 10H00, confesará a algunos jóvenes en el parque de Boa Vista, no muy lejos de su residencia, para reunirse después con muchachos detenidos en el arzobispado de Río, el palacio de San Joaquín, de donde se asomará al balcón para rezar el ángelus.

En la tarde regresará a la sugestiva playa de Copacabana para presidir, a las 18H00, el Via Crucis con los jóvenes latinoamericanos.

El sábado 27, a las 09H00, oficiará una misa en la catedral de San Sebastián de Río de Janeiro y dos horas más tarde se reunirá en el Teatro Municipal "con la clase dirigente" de Brasil, dirigentes y empresarios de la mayor potencia económica de la región.

A las 19H30 el Papa presidirá la tradicional Vigilia de la JMJ, el llamado "Campus Fidei" (tierra de fe), en Guaratiba, a unos 30 kilómetros al oeste de Río, uno de los principales eventos de la Jornada, ya que los jóvenes pasarán toda la noche en oración y alternando cantos y lecturas, hasta la celebración de la eucaristía del domingo.

El domingo 28, último día, regresará a Guaratiba para la misa de clausura, durante la cual el pontífice suele anunciar la fecha del próximo encuentro.

En la tarde se reunirá con el comité de coordinación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), que agrupa a los obispos de América Latina y el Caribe, se despedirá de los voluntarios de la JMJ.

A las 19H00 emprenderá viaje de regreso a Roma, a donde llegará el lunes 29 de julio a las 11H30 locales.

Jorge Mario Bergoglio fue elegido el pasado 13 de marzo para remplazar a Benedicto XVI, quien tenía previsto participar al certamen antes de su renuncia el pasado 28 de febrero.

La visita a una favela y al santuario de Nuestra Señora Aparecida son los principales eventos de la extensa agenda que cumplirá el papa Francisco en Brasil del 22 al 29 de julio, con motivo de la Jornada Mundial de Juventud (JMJ) en Río de Janeiro, anunció el martes el Vaticano.