• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Papa viaja mañana al pueblo en el que la mafia asesinó a un niño de 3 años

El papa Francisco / EFE

El papa Francisco / EFE

Serán doce horas las que el obispo de Roma pase en esta localidad, situada en la provincia de Consenza, que cuenta con 17.000 habitantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco visitará mañana por primera vez el municipio italiano de Cassano allo Jonio (Calabria, sur), el pueblo en el que la mafia local, la Ndranghetta, asesinó a comienzos de año a un niño de 3 años.

El asesinato de Nicola Campolongo, que ocurrió el pasado 20 de enero, conmocionó a todo el país, y también a Francisco quien pidió a los responsables que se arrepintieran de sus delitos.

Cinco meses después, Jorge Bergoglio viajará a esta pequeña localidad para condenar "in situ" los crímenes y asesinatos cometidos por estas organizaciones mafiosas y apoyar, al mismo tiempo, a los ciudadanos de una de las zonas más pobres de Italia.

El viaje comenzará a las 7:30 am con la salida del papa en helicóptero desde su residencia en Ciudad del Vaticano y finalizará a las 7:30 pm con el regreso del pontífice a la Santa Sede.

Serán doce horas las que el obispo de Roma pase en esta localidad, situada en la provincia de Consenza, que cuenta con 17.000 habitantes y que ha sido escenario de múltiples enfrentamientos entre diversas familias de la Ndranghetta en los últimos meses.

El papa tiene previsto encontrarse con los enfermos ingresados en el hospicio "San Giuseppe Moscati", visitar y conversar con los presos de la cárcel de Castrovillari, además de reunirse con los sacerdotes en la catedral de la localidad y almorzar, posteriormente, con los pobres de la zona.

Bergoglio pronunciará dos discursos y ofrecerá una homilía dirigida a los habitantes de Cassano allo Jonio.

El suceso que conmocionó a Italia se conoció el 20 de enero, cuando fue encontrado el cuerpo de Nicola, al que se conocía como "Coco", carbonizado junto a su abuelo y a la nueva compañera sentimental de éste, dentro de un coche en medio de un campo en las afueras de Cassano.

"Coco" estaba entonces al cuidado de su abuelo, Giuseppe Iannicelli, quien tenía antecedentes penales, durante el tiempo que su madre cumplía condena por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Según los investigadores, el crimen fue cometido por la mafia local y se debió, según apuntaron en su informe, a un ajuste de cuentas.

La crudeza de este asesinato conmocionó al país, y también al papa Francisco, quien pidió, durante un encuentro que mantuvo con víctimas de la mafia, rezar por el niño y por los responsables para lograr su arrepentimiento.

"Rezo por vosotros y por vuestro bien. Os lo pido de rodillas ¡Cambiad! ¡Convertíos!", clamó, entonces, el papa.

De este modo, Bergoglio parafraseó al santo Karol Wojtyla quien, en 1993, en uno de los años más duros de la guerra entre clanes en Italia, en el valle de los templos del municipio de Agrigento, pidió a los criminales que se convirtieran.