• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa pide a mil sacerdotes confesores que "devuelvan al redil" a creyentes desencantados

El papa Francisco se reunirá con el patriarca de Moscú - Foto: La Nación

Un total de 1.142 sacerdotes y religiosos en todo el mundo, tendrán la tarea de confesar a los creyentes. - Foto: La Nación

A partir de este miércoles hasta noviembre un total de 1.142 sacerdotes y religiosos en todo el mundo, tendrán la tarea de confesar a los creyentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Papa Francisco pidió a mil confesores de todo el mundo que devuelvan al redil a las ovejas descarriadas de la Iglesia Católica, los creyentes que se han alejado de la institución por sus mensajes de condena demasiado severos.

 A partir de este miércoles y durante todo el año santo que termina en el mes de noviembre, un total de 1.142 sacerdotes y religiosos en todo el mundo, tendrán que compaginar sus tareas habituales con la de predicar el perdón y confesar a los creyentes.

 Para ello tienen la autorización de absolver pecados como la apostasía, la profanación de la eucaristía o los ataques contra el Papa, algo que normalmente sólo puede hacer el Vaticano. Asimismo podrán absolver el pecado del aborto, algo que algunos sacerdotes ya estaban habilitados a hacer.

 El objetivo del Papa es acabar con los confesores demasiado severos que condenan a los creyentes con una mirada o hacen preguntas a veces indiscretas.

 "Están llamados a expresar la maternidad de la Iglesia", explicó Francisco al recibir a unos 700 confesores, que empezarán oficialmente su misión este Miércoles de Cenizas, el día que marca el inicio del periodo de cuaresma.

 "No lo olviden, no tenemos ante nosotros un pecado sino un pecador arrepentido que quiere dejar de serlo pero que no lo consigue", dijo el Papa invitando a los misioneros "a cubrir al pecador con una manta de misericordia para que deje de sentir vergüenza y pueda volver a encontrar la dicha".

 El Papa recordó también que no se puede otorgar el perdón a todo el mundo y pidió que sólo confiesen los que se sientan realmente capacitados para ello. "Los que no se sientan capaces de hacerlo deben tener la humildad de decirse: 'No, yo celebro la misa, limpio, lo hago todo pero no confieso porque no sé hacerlo bien", afirmó.