• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa: La religión no debe utilizarse para justificar actos de odio

El papa considera prioritario la comprensión interreligiosa y la colaboración para la defensa de la dignidad | Foto AFP

El papa considera prioritario la comprensión interreligiosa y la colaboración para la defensa de la dignidad | Foto AFP

El pontífice llamó a cristianos y musulmanes en Kenia a entablar un diálogo que les permita protegerse de los atentados terroristas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un encuentro interreligioso en Nairobi, el papa Francisco aseguró que la religión no debe ser utilizada para justificar actos de odio y violencia. “Las religiones tienen un papel esencial en la formación de las conciencias. El nombre de Dios no debe ser usado jamás para justificar el odio y la violencia”, reiteró.

Minutos antes de su primera misa en África, Francisco se reunió con un grupo de religiosos en Kenia, a quienes manifestó su pena por la frecuencia con la que “se radicaliza a los jóvenes en nombre de la religión para sembrar la discordia y el miedo, y para desgarrar el tejido de las sociedades".

Llamó a los cristianos y musulmanes a entablar un diálogo que les permita protegerse de los atentados “bárbaros” de grupos terroristas en el país, y les pidió ser “profetas de la paz, constructores de paz que invitan a otros a vivir en paz, armonía y respeto mutuo”.

En su alocución indicó que pese al inmenso desafío e interrogantes que impone la relación entre las distintas religiones, el diálogo ecuménico e interreligioso no es un lujo, sino algo fundamental que el mundo necesita cada vez más: “En un mundo cada vez más interdependiente vemos siempre con mayor claridad la necesidad de una mutua comprensión interreligiosa, de amistad y colaboración para la defensa de la dignidad”.

Eucaristía en África. En la ceremonia –celebrada en  un día lluvioso en los terrenos de la Universidad de Nairobi después del encuentro entre religiosos– más de 300.000 fieles, incluido el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, asistieron para escuchar la palabra del pontífice, que se desarrollo entre cantos y bailes nativos.

Aproximadamente 10.000 agentes custodiaron a Francisco en su papamóvil abierto. Luego de la misa se dirigió a la sede de la ONU donde criticó el comercio ilegal de diamantes y de productos naturales o animales, que alimentan al crimen y el terrorismo.

“El comercio ilegal de diamantes y piedras preciosas, de metales raros o de alto valor estratégico, de maderas y material biológico y de productos animales, como el caso del tráfico de marfil y la consecuente matanza de elefantes, alimenta la inestabilidad política, el crimen organizado y el terrorismo”, dijo en su discurso ante las agencias de Naciones Unidas con sede en la capital de Kenia.

El papa también advirtió que sería “catastrófico” que los intereses particulares impidieran un acuerdo común en la Conferencia sobre el Cambio Climático, que comenzará el domingo en París. “Espero que la COP21 (siglas de la conferencia) lleve a concluir un convenio global y transformador, basado en los principios de solidaridad, justicia, equidad y participación”.

Agregó que el acuerdo final de la cumbre debería tener tres objetivos independientes: “El alivio del impacto del cambio climático, la lucha contra la pobreza y el respeto de la dignidad humana”.

Con respecto a la próxima conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que se llevará a cabo entre el 15 y el 18 de diciembre, Francisco se mostró realmente preocupado por los acuerdos que se alcanzarán en la cumbre sobre cooperación del desarrollo y de asistencia sanitaria. Por ese motivo, exigió a los miembros de la próxima cumbre que los pactos que se alcancen aseguren un “mínimo” acceso a la atención sanitaria para todos los ciudadanos en el mundo, especialmente en los países pobres donde la gente no posee los recursos necesarios.

El pontífice lamentó que todavía no se haya logrado “un sistema comercial internacional equitativo y totalmente al servicio de la lucha contra la pobreza y la exclusión”, por lo que reclamó un “cambio de rumbo” mediante procesos educativos que promuevan otros estilos de vida.

Instó a dejar la indiferencia a un lado y pidió una  reacción frente a las consecuencias extremas de la globalización o “cultura del descarte”, como las nuevas formas de esclavitud, el tráfico de personas y de órganos, el trabajo forzado y la prostitución.

Con una visita a un barrio chabolista de Nairobi y encuentro masivo con jóvenes, concluye hoy el recorrido de Francisco por el país. Después viajará a Uganda, segunda etapa de la gira.

Unirse a los bombardeos
El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, pidió al Parlamento unirse a los bombardeos contra el Estado Islámico en Siria y afirmó que su nación “no puede delegar su seguridad en otros países”.

En su intervención explicó que de no actuar en este momento cuando Francia, que ha sido su aliada, fue “golpeada” de esta forma: “No podremos reprochar a nuestros aliados cuando se pregunten, ‘si no ahora, ¿cuándo?”.

Cameron señaló que nadie predijo ni esperaba el ascenso del EI, pero hasta el momento nadie puede decir que “no se le puede poner fin”, por lo que enumeró una estrategia global en la que descartó enviar tropas de tierra a Siria, al considerar que “sería contraproductivo”.

Reiteró que el ataque al grupo extremista tiene que venir acompañado de un cambio en el gobierno sirio y pidió la salida de Bashar al Asad. “Necesitamos una transición política en Siria hacia un gobierno con el que la comunidad internacional pueda trabajar contra el Estado Islámico”, agregó.