• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa pidió por la paz en misa de Año Nuevo

El papa Francisco encabeza el acto litúrgico que celebra el año nuevo en la basílica de San Pedro en el Vaticano. La misa incluye el tradicional himno "Te Deum" de acción de gracias por el año que termina y marca la última aparición pública del pontífice en 2014

Foto: AP

En Alemania, Holanda, Italia, Portugal y otros países de Europa desafiaron las bajas temperaturas que caracterizan esta época para cumplir con la ritual de darse un baño en lagos, mares o ríos el 1° de enero 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Que nunca haya más guerras” deseó el papa Francisco en su primer acto público de 2015. “La paz siempre es posible. Tenemos que buscarla”, expresó el pontífice a decenas de miles de turistas, peregrinos y romanos congregados en la Plaza San Pedro.

Entre la multitud que abarrotó el Vaticano para observar la primera aparición del año del papa había un letrero con la frase “La oración es la raíz de la paz”. Francisco lo señaló y dijo estar de acuerdo con eso.

Antes, al oficiar la misa de Año Nuevo en la Basílica de San Pedro, el pontífice rezó por bendiciones para toda la humanidad y pidió que Dios conceda la paz “en los corazones, en las familias, entre las naciones”.

También renovó su llamado para acabar con las formas modernas de esclavitud, como la prostitución o el tráfico de órganos, problema que relacionó con oportunidades de trabajo escasas. “Todos estamos llamados a ser libres”, recordó.

Baños y desfiles. En Europa, miles de personas desafiaron las bajas temperaturas que caracterizan esta época del año para bañarse en lagos, mares o ríos el 1° de enero, una tradición cada vez más extendida.

Cerca de 50.000 holandeses participaron en el chapuzón de Año Nuevo, que se celebra en ese país desde 1960 para atraer la buena suerte, ataviados con el traje de baño y un gorro naranja, el color nacional.

Solo en la playa de Scheveningen, en La Haya, 10.000 personas siguieron la tradición y a las 12:00 en punto del mediodía corrieron hacia el mar para zambullirse, a pesar de que la temperatura ambiental era de 4 grados centígrados y la del agua de 7 grados.

Varias decenas de portugueses también aprovecharon el 1° de enero para darse un chapuzón en las costas del país. El ritual se cumplió en la playa de Carcavelos, en las afueras de Lisboa, y la localidad pesquera de Vila do Conde, cercana a Oporto.

En Berlín, Alemania, la gente fue al lago Orankesee para el baño de Año Nuevo, mientras que en Roma, Italia, la tradición es lanzarse en clavado desde el puente Cavour al río Tiber.

En otros partes de Europa la celebración se caracteriza por desfiles callejeros. Uno de los más grandes se realiza en Londres, Reino Unido, donde participan grupos provenientes de varios países.

En Pasadena, Estados Unidos, se festejó la edición 126 de la tradicional Parada de las Rosas, a pesar de que el clima tampoco ayudó. La temperatura registrada ayer (2 grados centígrados) fue la más baja desde 1952.

Inicio doloroso. En Shanghai, China, 2015 comenzó de luto por las 36 personas que murieron en una estampida en una fiesta de Año Nuevo en el centro de la ciudad, la peor catástrofe ocurrida en los últimos años.

El gobierno informó que otras 47 personas fueron atendidas en hospitales, incluido 13 con lesiones graves, tras el caos desatado 30 minutos antes de la medianoche.

El hecho se produjo en la Plaza Chen Yi, en el área ribereña de la ciudad conocida como Bund, una avenida con edificios de arquitectura art decó de las décadas de 1920 y 1930 que suele atestarse de espectadores durante eventos importantes.

Quienes no habían podido contactar a sus amigos y familiares recorrieron hospitales, ansiosos por obtener información. Siete de los heridos recibieron el alta médica en la tarde.