• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa se reúne con 12 líderes religiosos en su último día en Corea del Sur

El papa Francisco en su visita oficial a Corea del Sur / Foto: EFE

El papa Francisco en su visita oficial a Corea del Sur / Foto: EFE

"La vida es un camino largo pero que no se puede caminar solo", comentó Francisco en un breve discurso a sus interlocutores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco se reunió hoy en Seúl con una docena de líderes de diferentes religiones en su última jornada de una visita de cinco días a Corea del Sur, que concluirá con una misa por la paz y la reconciliación en la catedral de la capital.

El pontífice se citó en una sala de la catedral de Myeongdong con líderes de las dos principales órdenes del budismo -la religión con mayor número de fieles en el país- y con los del resto de religiones con presencia importante en el país, como protestantes, ortodoxos y confucianistas.

"La vida es un camino largo pero que no se puede caminar solo", comentó Francisco en un breve discurso a sus interlocutores, a los que agradeció el "gesto de caminar juntos como hermanos en la presencia de Dios" y les pidió que recen por él.

El encuentro comenzó con saludos e intercambios de palabras entre el papa y cada uno de los líderes, que le entregaron cruces y otros obsequios.

Tras la primera cita de hoy, Francisco oficiará en la catedral la misa por la paz y la reconciliación, la última ceremonia religiosa que pondrá fin a su visita a Corea del Sur.

Aproximadamente un millar de personas asistirán a esta misa, a la que están invitados 700 miembros y empleados de las 16 diócesis de Corea del Sur, mientras los feligreses concentrados en el exterior a pesar de la lluvia podrán ver la ceremonia en una gran pantalla.

Entre los invitados especiales se cuentan, entre otros, la presidenta Park Geun-hye, 50 estudiantes de secundaria -"el futuro de la Iglesia y la sociedad" según los organizadores-, 8 inmigrantes que representan a las familias multiculturales y 7 ancianas víctimas de la esclavitud sexual del Imperio Japonés durante la II Guerra Mundial.

Asimismo, cinco refugiados norcoreanos y cinco familiares de ciudadanos secuestrados por Pyongyang participarán en esta ceremonia dedicada principalmente a promover el entendimiento y la unificación en la dividida península coreana.

Jorge Mario Bergoglio, que ya aludió el viernes en uno de sus discursos a la división entre Norte y Sur, previsiblemente volverá a abordar el tema en el servicio religioso de hoy.

Tras la misa en Myeongdong tendrá lugar una ceremonia de despedida y el Santo Padre partirá de vuelta a Roma tras cinco días en Corea del Sur, donde ha llevado a cabo una visita que se considera histórica al ser la primera en 25 años de un papa a este país que alberga a 5,4 millones de católicos.