• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa: Ante la indiferencia y la protesta violenta está el diálogo

Papa Francisco / AP

Papa Francisco / AP

Francisco reiteró que "hoy, o se apuesta por la cultura del encuentro, o todos pierden; seguir la vía correcta hace el camino fecundo y seguro"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco afirmó hoy que entre la "indiferencia egoísta y la protesta violenta" siempre está la opción del diálogo, en un discurso en Río de Janeiro ante representantes de la clase dirigente de Brasil, país que ha vivido numerosas manifestaciones sociales en los últimos meses.

"Entre la indiferencia egoísta y la protesta violenta, siempre hay una opción posible: el diálogo. El diálogo entre las generaciones, el diálogo con el pueblo, la capacidad de dar y recibir, permaneciendo abiertos a la verdad", señaló el sumo pontífice en el Teatro Municipal de Río de Janeiro.

Francisco insistió que además del humanismo integral que respete la cultura original y la responsabilidad solidaria, es necesario para afrontar el presente mediante el diálogo, "el diálogo constructivo".

Francisco reiteró: "Hoy, o se apuesta por la cultura del encuentro, o todos pierden; seguir la vía correcta hace el camino fecundo y seguro".

El papa Bergoglio aseguró que un país crece cuando sus diversas riquezas culturales dialogan de manera constructiva: la cultura popular, universitaria, juvenil, la cultura artística y tecnológica, la cultura económica, de la familia y de los medios de comunicación.

Francisco dijo también que es fundamental la contribución de las grandes tradiciones religiosas a la sociedad y señaló que la convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, "que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad".

"Cuando los líderes de los diferentes sectores me piden un consejo, mi respuesta es siempre la misma: diálogo, diálogo, diálogo", manifestó.

El papa se mostró convencido de que el único modo de que una persona, una familia, una sociedad, crezca, la única manera de que la vida de los pueblos avance, es la "cultura del encuentro".

El arzobispo de Río de Janeiro, Orani Joao Tempesta, que le dio la bienvenida al encuentro destacó que en las últimas semanas se han registrado numerosas manifestaciones pacíficas de brasileños, en su gran mayoría jóvenes, que exigen un país "más justo, más equitativo y una vida más fraternal y digna.

"Este protagonismo juvenil ha generado en todos la esperanza de que el sentido cívico, democrático, nacional, sin violencia, representa el camino para superar las dificultades que vivimos en nuestro amado Brasil", señaló.

Tempesta agregó que esos grupos se están concienciando del "poder que tienen en las manos, así como la posibilidad de lograr importantes cambios, como políticas públicas más justas y acabar con las situaciones de exclusión".

Como representante del mundo de la cultura habló Walmyr GonÇalves da Silva Junior, miembro de la pastoral juvenil, que vivió en una favela, en medio del narcotráfico, cayó en la droga, logró salir y es profesor de historia por la Universidad PUC-Río, gestionada por los jesuitas.

Walmyr narró la situación de degrado de las favelas, donde los narcotraficantes usan a los jóvenes como "mano de obra barata" y manifestó que los jóvenes de Brasil sueñan con un "nuevo amanecer, un mundo nuevo, sin drogas, con una vida digna y con sus derechos respetados".