• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa viaja a Turquía para abogar por el diálogo y la paz en Oriente Medio

El papa Francisco | Foto: Agencias

El papa Francisco | Foto: Agencias

El motivo oficial de la visita de Francisco es reunirse con Bartolomeo I, el patriarca ortodoxo ecuménico de Constantinopla, con el que mantiene lazos de amistad, pese a ser una iglesia separada de Roma desde el siglo XI

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco inicia este viernes una visita de tres días a Turquía para abogar por el diálogo entre las religiones y la paz en Oriente Medio desde un país que aloja a dos millones de refugiados, entre ellos muchos cristianos de Irak y Siria.

Su viaje comienza en Ankara y luego se traslada a Estambul, donde visitará el Museo de Santa Sofía y la Mezquita Azul, lugares emblemáticos para los musulmanes, tal como hiciera en 2006 Benedicto XVI en un contexto mucho más tenso por sus controvertidas declaraciones sobre la relación entre violencia e islam que generaron una ola de protestas.

El motivo oficial de la visita de Francisco es reunirse con Bartolomeo I, el patriarca ortodoxo ecuménico de Constantinopla, con el que mantiene lazos de amistad, pese a ser una iglesia separada de Roma desde el siglo XI.

El papa argentino, cuya popularidad crece entre católicos, judíos y musulmanes, desea mostrar con hechos que el diálogo es posible entre las religiones y que se puede trabajar juntos por la paz. Se trata de un viaje delicado ya que Turquía, con 76 millones de habitantes, es en un 99% musulmán y vive fuertes tensiones por los conflictos en Irak y Siria, que reactivaron los enfrentamientos internos entre kurdos y turcos.

- Dos millones de refugiados -

No se descarta que el Papa se reúna con grupos o representantes de cristianos y otras minorías que han tenido que huir de Irak y Siria. Si bien el programa oficial no incluye encuentros o visitas a los refugiados, fuentes religiosas consideran que Francisco, que es sumamente sensible a ese tema, va anunciar a última hora una reunión con ellos. "Podría sorprendernos. Turquía aloja a dos millones de refugiados. Algo notable", comentó por su parte a Radio Vaticano el historiador francés Sebastien de Courtois, experto en minorías cristianas. El Vaticano defiende para los refugiados lo que llama el "derecho a regresar" a una patria, a una casa, a su tierra, así como el derecho de poder vivir "con serenidad" en ellas.

- Una visita blindada -

La llegada de Francisco a un país musulmán estará marcada por importantes medidas de seguridad después de las amenazas lanzadas por la organización Estado Islámico, a las que el Vaticano no ha dado importancia. Según la prensa turca, 2.700 policías han sido movilizados en Ankara y 7.000 en Estambul. Numerosas calles, sobre todo aquellas de las zonas más turísticas, permanecerán cerradas.

El Papa no tiene programado paseos en 'papamóvil', ni baño de masas. Durante su permanencia, el Papa se desplazará en un automóvil alemán blindado tal fue como impuesto por las autoridades turcas, que no aceptaron su pedido de viajar en un vehículo pequeño.

Después de las visitas a Jordania y Albania, se trata del tercer viaje de Francisco a un país de mayoría musulmana.

- Mensajero de paz -

En una entrevista a la cadena de televisión del Vaticano, CTV, el número dos del Vaticano, el secretario de Estado, Pietro Parolin, explicó el objetivo del viaje. "El Papa quiere ser mensajero de paz", aseguró el cardenal. Parolin estima que para alcanzar la paz en Oriente Medio es necesario "deponer las armas y abrir el diálogo, la negociación", dijo. "Es impensable una solución armada o una solución unilateral impuesta por la fuerza por alguna de las partes", recalcó.

Para la jerarquía de la Iglesia Católica es necesario "entender y resolver" las causas del nacimiento de un fenómeno como el grupo Estado Islámico e invitó a denunciar "los apoyos políticos y económicos" que la organización recibe.

Para el portavoz del ministerio de Exteriores turco, Tanju Bilgiç, la visita del Papa servirá para hablar del "diálogo entre las civilizaciones, la xenofobia, la lucha contra el racismo y la situación política en la región". El Papa quiere sobre todo extender la mano a los ortodoxos y fomentar el sueño de unir a las iglesias.

El domingo, el papa participará en Estambul en la fiesta de San Andrés, santo patrono y cabeza de la Iglesia ortodoxa, una ceremonia que se concluirá con la bendición ecuménica y la firma de una declaración conjunta.