• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa visita santuario de Loreto en el 50 aniversario del Concilio Vaticano II

El papa Benedicto XVI / EFE

El papa Benedicto XVI / EFE

Benedicto XVI llegó a Montorso, localidad cercana a Loreto y desde allí en el papamóvil se trasladó hasta el santuario, donde fue acogido por varios miles de personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Benedicto XVI viajó hoy al santuario de Loreto, a unos 300 kilómetros de Roma, para rememorar el viaje que hizo hace 50 años Juan XXIII, pocos días antes de que comenzará el Concilio Vaticano II, para encomendar a la Virgen ese eventó que lanzó a la Iglesia hacia el tercer milenio.


Con esa misma idea, el papa Ratzinger llegó poco después de las diez de la mañana local a Montorso, localidad cercana a Loreto y desde allí en el papamóvil se trasladó hasta el santuario, donde fue acogido por varios miles de personas, que ondeaban banderas vaticanas e italianas.

El Papa fue acogido por el arzobispo prelado de Loreto, Giovanni Tonucci, y en nombre del Gobierno italiano por el subsecretario de la Presidencia, Antonio Catricala, así como por las autoridades regionales y el ministro general de la Orden Franciscana de los Frailes Menores Capuchios, Mauro Johri.

El Pontífice visitó después la Santa Casa y oficiará una misa en la plaza de la Virgen de Loreto.

En el Santuario de Loreto se custodia la "Santa Casa de Nazaret", en la que vivió la Virgen María y que, según la tradición, fue trasladada por varios ángeles hasta esas tierras italianas del Adriático.

Según una antigua tradición, la Casa de la Virgen fue trasladada desde Nazaret en 1291 primero a Illiria (en la actual Croacia), cerca de un castillo llamado Fiume, y más tarde al territorio de Recanati, en la selva llamada "del Laureto", y sucesivamente sobre la colina donde actualmente está emplazada.

Esta es la segunda vez que el papa Ratzinger visita Loreto, donde ya estuvo en 2007.

Ayer, durante la audiencia pública de los miércoles, el papa pidió a los fieles que recen para que la Iglesia pueda continuar su misión de anunciar el Evangelio a los hombres y mujeres de este tiempo y por el Sínodo de Obispos sobre la Nueva Evangelización que se celebrará en el Vaticano del 7 al 28 de octubre.

"Os pido uniros a mis plegarias para poner bajo la protección de la Madre de Dios los principales eventos eclesiales que estamos a punto de vivir: el Año de la Fe y el Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización. Que la Virgen acompañe a la Iglesia en su misión de anunciar el Evangelio a los hombres y mujeres de este tiempo", afirmó.

El Año de la Fe lo abrirá el papa el próximo día 11, el mismo día en el que hace 50 años comenzó el Concilio Vaticano II.