• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa Francisco recibirá al presidente Nicolás Maduro

El Papa recibió en audiencia a Nicolás Maduro | AVN

El Papa recibió en audiencia a Nicolás Maduro en 2013 | Foto Archivo El Nacional

La agenda semanal del pontífice incluye reuniones con los mandatarios de Argentina, Chile y Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La agenda de trabajo del papa Francisco, el primer pontífice de la Iglesia Católica nacido en América Latina, estará copada de reuniones con dirigentes de la región –incluido el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro– durante los próximos días.

Mientras prepara el que será su segundo viaje a América Latina (la visita que realizará a Bolivia, Ecuador y Paraguay del 5 al 13 de julio), el papa recibirá a los mandatarios de Chile, Venezuela y Argentina, de acuerdo con la agenda difundida por el Vaticano.

Los tres gobernantes viajarán a Roma esta semana para participar en la conferencia que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con sede en la capital de Italia, celebrará del 6 al 13 de junio.

La primera que irá al Vaticano será la presidente de Chile, Michelle Bachelet, que se reunirá con Francisco el 5 de junio. Dos días después, el domingo 7, el pontífice recibirá a Maduro por la mañana y a la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, por la tarde.

La reunión con Maduro se producirá después de que en varias ocasiones el papa haya mostrado profunda preocupación por las dificultades que atraviesa Venezuela en materia económica, política y social.

El gobernante venezolano, que se deshace en elogios hacia Francisco, podría, como es usual, invitarlo a viajar al país, que por ahora no figura en los planes de gira del pontífice.

En el caso de Bachelet, el encuentro servirá para afrontar algunos detalles de la visita que el papa ya ha anunciado que hará en 2016 a Chile, Argentina y Uruguay. Con Fernández, su compatriota, será la quinta vez que se reúne.

En un primer momento se había anunciado una visita conjunta de Bachelet y Fernández al Vaticano para conmemorar los 30 años del acuerdo que evitó la guerra entre los dos países por el canal de Beagle, firmado en 1984 y gracias a la intermediación de Juan Pablo II, pero finalmente irán por separado.

Los tres presidentes se trasladarán después a Bruselas para participar en la cumbre que la Unión Europea celebrará con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños el 10 y 11 de junio, cuyo objetivo es estrechar los lazos económicos y de cooperación.


Presencia constante. Los latinoamericanos son una presencia constante en la agenda de Francisco. En el último mes han pasado por el Vaticano el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el mandatario de Cuba, Raúl Castro.

El jueves pasado, el pontífice tuvo oportunidad de departir sobre América Latina al recibir al exgobernante de Uruguay José Mujica, quien había anticipado que hablaría sobre las dificultades de la integración regional.

Además se espera que el 15 de julio el papa reciba al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pero la visita aún no ha sido confirmada por el Vaticano. Colombia es otro país que Francisco ha anunciado que visitará, probablemente en 2017.


La FAO aclara. El presidente Nicolás Maduro ha dicho que Venezuela será reconocida por sus logros en materia alimentaria en la conferencia de la FAO. El país, en efecto, es uno de los 72 que ha reducido la malnutrición a la mitad, uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Venezuela también figura entre las naciones que han logrado disminuir a la mitad el número absoluto de personas con hambre, una meta de la Cumbre Mundial de Alimentación. La instancia, sin embargo, ha hecho una aclaratoria al respecto.

“La FAO mide el hambre como el número de personas que no consumen el mínimo de calorías diarias necesarias”, dijo sobre el método de cálculo. La instancia fija ese piso en 1.800 por persona y en Venezuela hay 3.020.

“Para efecto del cálculo de disponibilidad calórica no se distingue si los alimentos son importados o producidos en el país”, agregó la FAO, en alusión a la dependencia venezolana de las compras al exterior.

En torno a los problemas de desabastecimiento y alta inflación, explicó que los datos utilizados van de 1990 hasta 2012 y que muchas personas tienen acceso a los alimentos subsidiados por el Estado.