• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa Francisco pidió al mundo tomar medidas contra la pobreza

El papa Francisco ofrece su primera misa en la Capilla Sixtina / EFE

El papa Francisco instó al diálogo en el Islam y a hacer más por los pobres / EFE

"¡Cuántos pobres hay todavía en el mundo! Y ¡cuánto sufrimiento afrontan estas personas!", dijo el sumo pontífice, quien además pidió a Occidente intensificar el diálogo con el Islam

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco instó el viernes a Occidente a intensificar el diálogo con el islamismo y pidió al mundo que se tomen más medidas para combatir la pobreza y proteger el medio ambiente.

En un discurso en italiano, el nuevo pontífice dijo además que los países más ricos deberían combatir lo que llamó "la pobreza espiritual de nuestros días" volviendo a forjar los lazos con Dios.

"¡Cuántos pobres hay todavía en el mundo! Y ¡cuánto sufrimiento afrontan estas personas!", dijo ante diplomáticos en la Sala Regia de la Santa Sede.

Algunos críticos de la Iglesia Católica, que ha estado asolada en los últimos tiempos por una serie de escándalos y divisiones internas, consideran que su rechazo a la anticoncepción perjudica especialmente a los pobres.

Otros, en tanto, creen que el catolicismo hace mucho bien al mundo en desarrollo, a través de miles de hospitales, escuelas, orfanatos y hospicios.

Francisco hizo sus declaraciones el viernes en el marco de un discurso ante diplomáticos acreditados en la Santa Sede y envió un mensaje a través de ellos a los líderes de 180 países con los cuales el Vaticano tiene relaciones diplomáticas.

Además, los instó a ayudar a mantener la religión como algo central en la vida pública y a promover el diálogo interreligioso, como catalizador de los esfuerzos por construir puentes entre las diversas culturas y "ámbitos reales de auténtica fraternidad".

"En esta tarea es fundamental también el papel de la religión. En efecto, no se pueden construir puentes entre los hombres olvidándose de Dios", señaló Francisco.

"Pero también es cierto lo contrario: no se pueden vivir auténticas relaciones con Dios ignorando a los demás. Por eso, es importante intensificar el diálogo entre las distintas religiones, creo que en primer lugar con el Islam", manifestó el Papa.

El ex cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio dijo que apreciaba mucho la presencia de "tantas autoridades civiles y religiosas del mundo islámico" el martes, durante la Misa inaugural de su papado.

Diálogo, no rivalidad

"Quisiera precisamente que el diálogo entre nosotros ayude a construir puentes entre todos los hombres, de modo que cada uno pueda encontrar en el otro no un enemigo, no un contendiente, sino un hermano para acogerlo y abrazarlo", dijo el papa.

El papa destacó la importancia de defender a los pobres y proteger el medio ambiente al explicar por qué había decidido tomar el nombre de San Francisco de Asís, quien está fuertemente asociado con la austeridad, la ayuda a los pobres y el amor por la naturaleza.

"La lucha contra la pobreza, tanto material como espiritual; edificar la paz y construir puentes. Son como los puntos de referencia de un camino al cual quisiera invitar a participar a cada uno de los países que (ustedes) representan", concluyó.

En su discurso, el papa también agradeció a los cristianos del mundo "que se esfuerzan por ayudar a los enfermos, a los huérfanos, a quienes no tienen hogar y a todos los marginados, y que, de este modo, trabajan para construir una sociedad más humana y más justa".

Católicos africanos han dicho que quieren que el nuevo papa defienda las enseñanzas tradicionales de la Iglesia, como la oposición a la anticoncepción, al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Desde su elección, Francisco ha llamado la atención sobre la necesidad de defender la naturaleza e incluyó el tema en su discurso ante los diplomáticos.

"También en este punto me ayuda pensar en el nombre de (San) Francisco, que enseña un profundo respeto por toda la creación, la salvaguardia de nuestro medio ambiente, que demasiadas veces no lo usamos para el bien, sino que lo explotamos ávidamente, perjudicándonos unos a otros", dijo.

Desde el primer minuto, Francisco fijó un tono de austeridad a su papado.

El Vaticano informó esta semana que el sumo pontífice conmemorará el Jueves Santo la próxima semana con una ceremonia en la capilla de una prisión para jóvenes, en lugar de hacerlo en la Santa Sede o en una basílica de Roma donde se ha realizado en otras ocasiones.

También comenzó a invitar a personas externas a que asistan a sus misas matinales, algo que el papa Juan Pablo II hacía pero que Benedicto XVI -que ahora es "papa emérito"- había discontinuado.

El jueves, el flamante papa invitó al personal de la residencia de Santa Marta en el Vaticano y el viernes fue el turno de los jardineros de la Santa Sede de asistir a la misa en la capilla residencial por la mañana, dijo un portavoz.

El domingo, Francisco volará a la estancia papal de verano en el sur de Roma para visitar a Benedicto XVI, quien el mes pasado se convirtió en el primer pontífice en 600 años en renunciar -en lugar de gobernar de por vida- argumentando que ya no tenía la fuerza para llevar adelante su misión.