• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa Francisco instó a los venezolanos a dialogar

“Que no falte la ayuda de la comunidad internacional”, pidió el papa | Foto EFE

Papa Francisco | Foto EFE

En su mensaje pidió al país seguir el ejemplo de Cristo y continuar la construcción de una sociedad más justa y pacífica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco envió este viernes un mensaje al pueblo venezolano en el que exaltó que la paz, la convivencia ciudadana, el diálogo, la unión y la reconciliación son las fortalezas necesarias para el bienestar del país y deben ser entendidas como una victoria para la humanidad.

En su mensaje pidió al país seguir el ejemplo de Cristo y continuar la construcción de una sociedad más justa y pacífica, sin distinción de razas o el credo que profesen las personas.

"Que el ejemplo de Cristo (...) les ayude en su compromiso por una sociedad cada vez más justa y pacífica", expresó el sumo pontífice a través de una carta leída por Aldo Giordano, embajador del Vaticano en Venezuela y representante del santo padre, a propósito de celebrarse en Caracas la semana de la paz.

"No hay que tener miedo a la paz. La convivencia, el diálogo, la reconciliación y la unión no son una derrota o una perdida sino una victoria, porque quien gana es el ser humano creado por Dios para vivir en concordia y armonía", dijo. 

En el texto, celebró el encuentro ecuménico por la paz que se realiza en la capital venezolana y abogó porque el pueblo venezolano redoble sus esfuerzos para que la "llama de la paz esté presente en el corazón de los hombres de buena voluntad e ilumine con su luz a toda la sociedad".

"Esperamos que este encuentro sea un camino en busca de lo que une para superar lo que divide. Sabemos que tantas personas de diferentes culturas, naciones, lenguas y religiones en todo el mundo trabajan y rezan por la paz. Nos sentimos unidos a todos aquellos que aman la paz y son operadores de paz, para que hombres y mujeres puedan vivir como hermanos y no como adversarios o enemigos. Estamos cerca de todas las personas que son víctimas en tantos países del mundo de la mano asesina, cobarde y loca de otras personas", leyó Giordano. 

Casi al finalizar su intervención, el representante del Santo Padre elevó la oración por la paz escrita por San Francisco de Asís:

"Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya mal, ponga yo perdón;
donde haya discordia, ponga yo armonía;
donde haya error, ponga yo verdad;
donde haya duda, ponga yo fe;
donde haya desesperación, ponga yo esperanza;
donde haya sombras, ponga yo luz;
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Señor, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar,
en ser comprendido como en comprender;
en ser amado como en amar,
porque es olvidándose a sí mismo que uno se encuentra;
es perdonando como se es perdonado;
es muriendo como uno despierta a la vida eterna".