• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Panamá afronta huelga de transportistas en vísperas de Cumbre de las Américas

El máximo dirigente de los transportistas, Antenor Guadamuz, declaró a los periodistas esta madrugada que esperan al presidente panameño, Juan Carlos Varela, en el patio de los autobuses de la localidad de la 24 de Diciembre/Foto: TReporta

El máximo dirigente de los transportistas, Antenor Guadamuz, declaró a los periodistas esta madrugada que esperan al presidente panameño, Juan Carlos Varela, en el patio de los autobuses de la localidad de la 24 de Diciembre/Foto: TReporta

Según el ministro panameño de Trabajo, Luis Ernesto Carles, "es una irresponsabilidad" de la directiva sindical la paralización del servicio Metrobús, como se conoce a la empresa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de panameños amanecieron hoy sin poder llegar a su trabajo por un paro indefinido de más de 4.000 trabajadores de la empresa Mi Bus, que maneja el servicio de transporte por autobús en la capital, a pocos días de la celebración de la VII Cumbre de las Américas en Panamá los próximos 10 y 11.

"El paro de labores llamado hoy por el Sindicato de Operadores de Mi Bus (Transportes Masivos de Panamá, S.A.) es completamente injustificado y constituye una abierta violación al acuerdo pactado con el Gobierno el 16 de enero a través del cual se garantizó a los trabajadores el pago estricto de sus prestaciones", afirma una declaración oficial del Gobierno panameño.

Según el ministro panameño de Trabajo, Luis Ernesto Carles, "es una irresponsabilidad" de la directiva sindical la paralización del servicio Metrobús, como se conoce a la empresa.

El gobierno negocia con Mi Bus, de capital colombiano, la sesión del control de la empresa y en ese contexto hizo el cálculo del pago de las prestaciones a los más de 4.000 trabajadores según la ley laboral, que se fijó en unos 12,6 millones de dólares.

Sin embargo, el sindicato dijo este domingo que esperan una indemnización con cálculos correctos y bonificaciones, además de una cuota al sindicato y pago de abogados, lo cual Carles calificó "como un chantaje ante el que el gobierno no va a ceder".

El máximo dirigente de los transportistas, Antenor Guadamuz, declaró a los periodistas esta madrugada que esperan al presidente panameño, Juan Carlos Varela, en el patio de los autobuses de la localidad de la 24 de Diciembre, al este de la capital, "para conversar"; de lo contrario, no levantarán el paro.

Guadamuz dijo que no han participado en la negociación con la empresa "pese a que se comprometió el gobierno" a invitarlos, y se abstuvo de dar la cifra que reclaman, pero aseguró que era mayor de los cálculos oficiales.

La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) anunció que ha autorizado a los transportistas de otras rutas de la capital a brindar el servicio en las rutas del Metrobús, ocupó con la policía antimotines los diferentes patios donde se guardan los autobuses y también permite que cualquier vehículo traslade personas en la capital.

El gobierno también decretó el paso gratuito por las autopistas rápidas de acceso a la capital, los corredores Norte y Sur, anunció el ministro de Obras Públicas Ramón Arosemena.

"Pese a que el proceso de pago de prestaciones está claramente definido, el Sindicato creó expectativas entre su membresía de que esta semana se harían pagos, lo que es imposible hasta tanto efectivamente no se concrete la compra de la empresa de transporte por parte del Estado", alega el Gobierno en su declaración.

La Comisión Presidencial de Transporte y sus miembros "se han reunido en reiteradas ocasiones con los dirigentes del Sindicato para actualizarlos del proceso, por lo que no se justifica de ninguna manera el llamado a paro", acota.

El pago a los trabajadores se efectuará 30 días después de que se complete la compra de Transportes Masivos de Panamá, S.A. por parte del Estado, añade el gobierno y agrega que "el pago se hará de forma individual a cada trabajador".

No obstante, Guadamuz dijo que "ya hay un acuerdo entre la empresa y el gobierno y no lo quieren decir a la ciudadanía".