• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Palestinos ponen nuevas condiciones para reiniciar negociaciones con Israel

Enetre sus exigencias están la excarcelación de 1.200 presos, entre ellos el ex secretario de Al Fatah en Cisjordania, Maruán Barguti, que cumple cinco cadenas perpetuas, o Ahmed Saadat y Fuad Shubaki, condenados por el asesinato de un ministro israelí

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha puesto nuevas condiciones a la reanudación del diálogo con Israel, entre las que se cuentan una carta del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en la que reconozca las fronteras de 1967 y la liberación de otros 1.200 presos.

Presentada a primera hora de la tarde ante el Comité Ejecutivo de Al Fatah y difundida poco después a los medios por la oficina del presidente Mahmud Abás, la lista incluye hasta ocho condiciones.

Según el documento al que ha tenido acceso Efe, los palestinos exigirán a Israel un "compromiso escrito" de Netanyahu en el que reconozca las fronteras de 1967 y la capitalidad de Jerusalén Este, una vieja demanda a la que hasta ahora Israel siempre se ha negado.

También exigen la excarcelación de 1.200 presos, entre ellos el ex secretario de Al Fatah en Cisjordania, Maruán Barguti, que cumple cinco cadenas perpetuas, o Ahmed Saadat y Fuad Shubaki, del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), condenados por el asesinato de un ministro israelí.

Las condiciones fueron presentadas hoy por el negociador palestino, Saeb Erekat, en una reunión con el Comité Ejecutivo de la OLP, aunque ya antes las había comunicado a Israel en la reunión que de emergencia que celebró con la ministra de Justicia y negociadora, Tzipi Livni, entre la noche del miércoles y la madrugada de hoy, jueves.

La reunión, que acabó en una "batalla diplomática", según la describieron medios locales israelíes y palestinos, estaba apadrinada por el mediador estadounidense Martin Indyk, con el objetivo de evitar el colapso del proceso negociador iniciado en julio de 2013.

Como condición a la reanudación del diálogo, más allá del plazo original de nueve meses que termina el 29 de abril, los palestinos también exigen el final del bloqueo israelí a Gaza y el acceso de productos a la franja, así como la suspensión de la construcción en Jerusalén Este.

En la quinta cláusula demandan que el Ejército israelí cese sus actividades en las zonas A de Cisjordania, que están bajo control de la ANP desde 1994, con el fin de llevar a cabo "detenciones o asesinatos", y en la sexta que le entregue el control de las "zonas C", bajo jurisdicción israelí.

También piden el retorno a Cisjordania de un grupo de milicianos que se refugiaron en 2002 en la Basílica de la Natividad, deportados a países europeos -entre ellos España- tras ser asediado ese lugar de culto cristiano por el Ejército israelí.

La última demanda habla de la reapertura de varias agencias palestinas de desarrollo que Israel ha clausurado en los últimos años.