• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Palestinos condenan que la agenda de Kerry cambiara en favor de Israel

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AP

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AP

El veterano político Nabil Shaath, miembro del comité central del movimiento nacionalista que gobierna en Cisjordania, se quejó hoy de que el jefe de la diplomacia estadounidense se centre en dos únicos asuntos que "nunca antes habían estado en la agenda"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los palestinos denunciaron hoy que EE UU se haya dejado convencer por Israel de sus prioridades en el proceso de paz, y que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, haya introducido "un cambio de agenda" en las negociaciones que les perjudica.

El veterano político Nabil Shaath, miembro del comité central del movimiento nacionalista Al Fatah (que gobierna en Cisjordania), se quejó hoy de que Kerry haya abandonado el programa original de las conversaciones para centrarse en dos únicos asuntos que "nunca antes habían estado en la agenda".

"Ahora está volcado en (...) el carácter judío del Estado de Israel y (el futuro del) Valle del Jordán", criticó Shaath, también asesor de la Presidencia palestina, durante una rueda de prensa en la ciudad cisjordana de Ramala, capital administrativa de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Saath, que participó en las negociaciones con Israel durante un cuarto de siglo, reprochó la actitud del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de quien dijo podía "estar orgulloso" porque "ha convencido al mundo de que la agenda está compuesta solo por estos dos temas".

"Ahora, en lugar de hablar de los refugiados, la capital en Jerusalén Este, la retirada completa de las tropas (israelíes) de las fronteras de 1967, de los derechos sobre el agua o de sus requisitos sobre materia de seguridad, al igual que los nuestros, (...) la agenda está compuesta solo por estos dos asuntos", se lamentó.

Israelíes y palestinos retomaron las negociaciones de paz en julio pasado bajo la mediación de Kerry con la intención de llegar a una acuerdo final en un plazo de nueve meses que se cumplirá en abril.

Sin embargo, el proceso parece haberse retrasado debido a la incapacidad de las partes en ponerse de acuerdo en las cuestiones cruciales.

Shaath aseguró hoy que la actitud de Netanyahu "no nos llevará a ningún sitio (...) Profundizaremos en la desconfianza entre nosotros y el Gobierno israelí y creará incluso mayores problemas en el intento de crear una paz real".

En su opinión, "la única declaración sólida sobre la agenda de las negociaciones del estatus permanente está en los Acuerdos de Oslo" que menciona "Jerusalén, las fronteras, los asentamientos, el reparto del agua, la seguridad y los refugiados", como únicos temas a resolver.

La exigencia de la parte israelí de ser reconocida como Estado judío fue solo introducida por Netanyahu en la anterior legislatura, según los comentaristas locales, como contrapeso a la demanda palestina de no volver a la mesa de negociaciones antes de que cesara la construcción en las colonias.

Shaath subrayó que esa demanda no aparece "en ningún documento firmado o acuerdo" anterior al reinicio de las negociaciones.

"¿Cómo puedes crear una paz real con esta nueva agenda? Es solo un catastrófico deseo de torpedear el proceso que Kerry está tratando, con tanto esfuerzo, de sacar adelante", matizó.

Y aseguró que "ningún líder palestino en su sano juicio" podría aceptar esta condición porque "reconocer el Estado de Israel como un Estado judío supone rendirse, definitivamente, (en la aspiración a conseguir) en el derecho al retorno" de los refugiados palestinos.

Sobre el valle del Jordán, uno de los asuntos más espinosos que se debaten en estos momentos por su importancia estratégica, el exnegociador palestino defendió que "lo que es necesario ahora es decidir sobre las fronteras y después cómo establecer la seguridad".

"Estamos dispuestos a aceptar contingentes internacionales sin ninguna limitación todo el tiempo que Israel y la comunidad internacional consideren que es necesario", manifestó, pero "no queremos su ocupación".

Por su ubicación fronteriza con Jordania, Israel ve el valle como una "frontera de seguridad" y exige permanecer allí con sus fuerzas y asentamientos.

Hoy, una facción del partido gobernante Likud encabezada por el viceministro de Defensa, Dany Danón, aseguró que "las comunidades judías (asentamientos) permanecerán aquí para siempre" porque "si abandonamos esta región, seremos rápidamente reemplazados por Hamás", el movimiento islamista palestino que gobierna la franja de Gaza.

Kerry trata de mediar entre ambos extremos con una propuesta que establezca una "presencia invisible" israelí; es decir, una vigilancia a distancia por medio de sofisticados mecanismos de seguridad, postura que los palestinos también descartan, al tiempo que consideran que Israel ha conseguido imponer su agenda.

Según los palestinos, Israel ha de cumplir el derecho internacional y retirarse a la frontera previa a la Guerra de los seis días, de 1967, y Kerry apartarse del relato israelí.

"Kerry ha sido "ocupado" por la narrativa israelí. El hombre está intentando hacerlo lo mejor que puede en una situación difícil", sostuvo Shaath en un juego de palabras con el que hacía alusión a la capacidad de Israel de imponer su voluntad.

El secretario de Estado estadounidense, que con su diplomacia de idas y venidas ha estado en la región en diez ocasiones desde que asumió el cargo, debe regresar a la zona en las próximas semanas para seguir las negociaciones de un documento marco que impida que el diálogo vuelva a estancarse al cumplirse el plazo de nueve meses.