• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Pakistán nombra a nuevo jefe del Ejército en un momento clave para la región

La elección de Rahil Sharif, que no era favorito, se puede leer en clave de cierto continuismo y de sintonía personal entre el nuevo jefe militar y el primer ministro, Nawaz Sharif

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El general Rahil Sharif ha sido nombrado este miércoles nuevo jefe del Ejército paquistaní, el sexto mayor del mundo y con un papel clave tanto para el país como para una región, que afronta en 2014 la salida de las tropas aliadas de Afganistán.

La elección de Sharif, que no era favorito en las previsiones realizadas en las últimas semanas por medios y analistas locales, se puede leer en clave de cierto continuismo y de sintonía personal entre el nuevo jefe militar y el primer ministro, Nawaz Sharif.

"Las relaciones entre los estamentos civil y militar son clave para la estabilidad del país, y es posible que Nawaz haya escogido un perfil de su confianza para mantener a los militares alejados de la política", dijo a Efe el analista militar Talat Masud.

El nombramiento, confirmado pasado el mediodía, ha causado cierta sorpresa, ya que Rahil Sharif, de 57 años y el tercer general más veterano en las filas del Ejército paquistaní, no figuraba en la dupla de candidatos más probables para el cargo.

El que parecía máximo favorito para el puesto era el general Rashad Mahmud -segundo oficial más antiguo-, finalmente escogido por el Gobierno como jefe del Estado Mayor del Ejército, un cargo de carácter ceremonial en la estructura militar paquistaní.

El jefe del Ejecutivo paquistaní anunció tras llegar al poder en junio que se ceñiría al criterio de veteranía para escoger al nuevo jefe del Ejército.

Los cambios en la estructura militar del país asiático se han completado hoy con la designación de un nuevo titular de Defensa, cartera que hasta ahora ocupaba el propio primer ministro y que ahora ha pasado al también ministro de Energía, Khawaja Asif.

El relevo en la cúpula del Ejército paquistaní se da en un momento de inflexión para la región, que espera que el año que viene culmine la retirada de las tropas de la OTAN del vecino Afganistán, país sobre el que Pakistán tiene gran ascendiente.

"Es un nombramiento esperanzador sobre la capacidad del nuevo liderazgo político y ahora militar para tomar decisiones moderadas y constructivas para el país y para la región", se felicitó en declaraciones a Efe el analista y académico local Humayún Khan.

Sharif, que durante su formación realizó estancias en Canadá y el Reino Unido, nació en la provincia suroccidental de Baluchistán y, según Humayún Khan, es conocido entre sus compañeros de filas "por su cultura y su capacidad intelectual".

El nuevo máximo responsable del Ejército procede de una familia vinculada a la institución armada, y su hermano mayor es considerado un héroe nacional tras haber fallecido en combate durante la guerra que enfrentó a tropas paquistaníes e indias en 1971.

El nombramiento del nuevo jefe de las Fuerzas Armadas paquistaníes llega en una fase delicada para el país asiático, que acaba de ver cómo fracasó su intento de llevar a la mesa de negociación a la principal facción talibán autóctona.

Desde hace años y en parte gracias al impulso del jefe saliente, Ashfaq Pervez Kiyani, el Ejército de Pakistán ha ido virando su foco de atención prioritaria desde el enemigo tradicional, la vecina India, hacia la lucha contra la creciente insurgencia interna.

El diario local "Express Tribune" recordó hace pocos días que Sharif, hasta ahora máximo responsable del área de entrenamiento militar, ha coordinado la redefinición de los objetivos establecidos en la formación impartida a los militares paquistaníes.

De acuerdo al rotativo, el nuevo jefe militar impulsó la creación de unos manuales menos centrados en el tradicional enfrentamiento con la India y más enfocados al desarrollo de capacidades de lucha antiterrorista, un reto cada vez mayor en Pakistán.

"Una de las razones por las que el Ejecutivo ha escogido a Sharif puede ser su capacidad estratégica en materia de lucha contra la insurgencia", afirmó el general retirado Talat Masud.

"Incluso puede ser que sea mas proclive que su predecesor a seguir una directiva del Gobierno civil si este decide lanzar una gran operación contra los talibanes en la zona tribal de Waziristán del Norte", su principal bastión, añadió el exmilitar.

Pakistán, que celebró elecciones parlamentarias el pasado mayo, continúa con este nombramiento la renovación democrática de sus principales instituciones, que culminará a final de año con el relevo del jefe del Tribunal Supremo, Iftikhar Chaudhry.

El Ejército paquistaní ha desempeñado un papel central en la configuración del país asiático desde su creación y ha influido de manera decisiva en la definición de las líneas maestras en cuestiones de asuntos exteriores y defensa.

Los militares han ejercido directamente el Gobierno de Pakistán durante la mitad de los 66 años de historia del país.

El actual jefe del Ejecutivo fue el último primer ministro en ser depuesto en 1999 por un golpe militar a cargo del entonces jefe del Ejército, Pervez Musharraf, quien se mantuvo en el poder durante casi una década.