• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Otorgan libertad a cercano colaborar de ex presidente Uribe

Los delitos de los que se acusa a Bernardo Moreno Villegas son concierto para delinquir agravado, abuso de función pública y violación ilícita de comunicaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Superior de Bogotá ordenó hoy la libertad de Bernardo Moreno Villegas, un antiguo y cercano colaborador del ahora expresidente colombiano Álvaro Uribe, al que se le sigue un proceso por escuchas ilegales a opositores de ese Gobierno realizadas desde la central de inteligencia.

Según el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, Dagoberto Hernández, Moreno, quien fue secretario general de la Presidencia durante la Administración de Uribe (2002-2010), no es un peligro para una eventual manipulación de las pruebas que le sigue la Corte Suprema de Justicia.

Moreno, quien estaba recluido desde julio de 2011 en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), recupera su libertad pero seguirá vinculado al proceso por escuchas ilegales.

"La medida de aseguramiento debe ser revocada teniendo en cuenta que ya no concurren los motivos fundados y graves permiten su vigencia y necesidad. El proceso se encuentra en desarrollo del juicio oral y público, estadio en el que las pruebas de la Fiscalía fueron descubiertas", dijo el magistrado Hernández.

Los delitos de los que se acusa a Moreno son concierto para delinquir agravado, abuso de función pública y violación ilícita de comunicaciones.

Tras finalizar la audiencia, Moreno dijo a periodistas que "esta era una decisión que esperábamos hace 19 meses" y añadió que cree en "la justicia, en los jueces".

Agregó que seguirá, junto con sus abogados defensores, "trabajando para demostrar ante la Corte Suprema de Justicia de nuestra rectitud y que la forma en la cual procedimos fue correcta".

Moreno fue destituido en 2010 por la Procuraduría y también lo inhabilitó 18 años para ejercer cargos públicos dentro de un proceso disciplinario relacionado con la trama de escuchas y seguimientos ilegales por parte del liquidado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, estatal).

A mediados de febrero de 2009, medios locales denunciaron que desde el DAS se interceptaban comunicaciones y se hacían seguimientos ilegales a magistrados, periodistas, defensores de derechos humanos, y opositores del Gobierno de Uribe.

Por este caso, la entonces directora del DAS María del Pilar Hurtado se asiló en Panamá en noviembre de 2010, aduciendo que su vida corría peligro.

Uribe siempre ha negado haber dado órdenes para que se hicieran esos seguimientos conocidos en Colombia como "chuzadas", uno de los mayores escándalos que debió afrontar ese Gobierno.