• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al autor de masacre de Orlando le habían negado venta de antibalas y municiones

Según recogió el diario Orlando Sentinel, Omar Mateen entró a primeros de mayo en la citada armería y pidió un chaleco antibalas de gran resistencia, como el que usan los agentes de policía, pero le dijeron que no tenían

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El propietario de una armería de la localidad de Jesen Beach, en Florida (Estados Unidos ), se negó a vender munición y un chaleco antibalas en mayo pasado a Omar Seddique Mateen, el autor de la masacre en una discoteca gay de Orlando, informaron hoy medios locales.

Fue solo después de la masacre perpetrada el pasado domingo por Mateen en la discoteca Pulse, que dejó 50 muertos -incluido el atacante- y 53 heridos, que el propietario de la tienda de armas reconoció en los medios de comunicación al asaltante.

"Después del tiroteo, y desafortunadamente solo entonces, reconocí que el asesino era el tipo que había entrado en mi tienda (...) y me comuniqué con el FBI", señaló Robbert Abell, propietario de la armería Lotus Gunwork, de Jensen Beach, cerca del condado de St. Lucie, donde creció Mateen.

Según recogió el diario Orlando Sentinel, Mateen entró a primeros de mayo en la citada armería y pidió un chaleco antibalas de gran resistencia, como el que usan los agentes de policía, pero le dijeron que no tenían.

A continuación, Mateen, de 29 años y origen afgano, "llamó por teléfono a una persona en una lengua extranjera" y, poco después, preguntó al empleado si la tienda vendía munición para fusiles semiautomáticos.

Pero de nuevo rechazaron venderle la munición que reclamaba, la misma que se usa en un rifle de asalto como el que Mateen empleó en la masacre de Orlando en la que él mismo murió tras un enfrentamiento con la Policía.

Abell señaló a los medios que agentes del Buró de Investigación Federal (FBI) se comunicaron con él después de que informara a las autoridades de los hechos, pero nunca miraron las imágenes grabadas por la cámara de seguridad.