• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Optimismo aumenta con la llegada de turistas estadounidenses

La vida en la isla sufrirá importantes cambios | Foto: EFE

La vida en la isla sufrirá importantes cambios | Foto: EFE

Ayer entraron en vigor las medidas anunciadas por Estados Unidos de levantar restricciones económicas a los cubanos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con una sonrisa, Alexis Batista, un bartender en La Habana, dijo a La Voz de América que las nuevas medidas hacia Cuba van a beneficiar la economía de muchas personas. “Va a haber una mayor apertura, las vidas de la gente mejorarán. Pienso que será bueno, pero las autoridades decidirán eso durante las negociaciones”, expresó.

Orlando Véliz, un cocinero en un restaurante en la capital, dijo: “Pensamos que más estadounidenses vendrán, tendremos más clientes. Sin importar el país siempre es bueno para la economía, para nuestros propios negocios”.

Desde Miami, Yuleika Pérez, directora de Tocororo Travel, agencia especializada en viajes a la isla, aseguró que las nuevas medidas servirán para incrementar la "presencia de estadounidenses en la isla e impulsar la inversión en un país deteriorado y abatido por decisiones políticas". Agregó que se facilitarán los costosos trámites burocráticos con que lidian las agencias y los viajeros.

Al igual que Batistas, Véliz y Pérez, otros cubanos, especialmente los comerciantes, son optimistas frente al cambio, pues cuentan con que los estadounidenses aprovechen para gastar e invertir en la isla. Y es que Cuba y Estados Unidos dieron ayer el primer paso hacia el restablecimiento de sus relaciones bilaterales, mediante la entrada en vigor de las medidas anunciadas por el Departamento del Tesoro de levantar ciertas restricciones económicas.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, declaró el jueves que buscan reemplazar políticas sobre la isla que no estaban funcionando, y añadió que tendrán un impacto directo sobre los cubanos.

En opinión del economista Jorge Salazar Carrillo, experto de la organización Havana Consulting Group de Miami, la flexibilización de las medidas duplicará el número de visitantes estadounidenses a Cuba, que podría pasar de 70.000 turistas anuales al doble.

No obstante, manifestó que esto no tendrá una incidencia directa sobre la economía cubana, obligada a importar prácticamente 80% de los productos que consumen los turistas en Cuba.

La Agencia de Información Nacional de Cuba indica en una nota que las medidas anunciadas constituyen un paso en la dirección correcta, “pero aún queda un largo camino que recorrer para desmontar muchos otros aspectos del bloqueo económico, comercial y financiero mediante el uso de las prerrogativas ejecutivas del presidente y para que el Congreso de Estados Unidos ponga fin a esta política de una vez''.

Pese a que las disposiciones constituyen un cambio importante para la economía de ambos países, ningún funcionario cubano hizo comentarios sobre ellas.

Detractores. Las medidas adoptadas por el presidente Obama no reemplazan completamente el embargo comercial de  cinco  décadas contra Cuba. Dependerá del Congreso poner fin a las restricciones, pero algunos legisladores se oponen a cualquier atenuación de las sanciones y afirman que esto no alentará el progreso de la democracia en Cuba.

El senador republicano por Florida Marco Rubio dijo que la flexibilización será usada por el régimen de Castro "para financiar su represión contra los cubanos, así como sus actividades contra los intereses de Estados Unidos en Latinoamérica".

Negociaciones. La tercera ronda de negociación de un acuerdo de diálogo político y cooperación que iba a realizarse entre Cuba y la Unión Europea, el 8 y el 9 de enero, fue pospuesta para marzo a petición de La Habana.

Cuba es el único país de América Latina con el que el bloque no tiene un tratado bilateral, y esta sería la primera reunión con las autoridades europeas en el nuevo contexto internacional que vive la isla tras la decisión conjunta con Estados Unidos.

Lo que cambió en la isla

- Las medidas facilitarán los viajes a Cuba para 12 categorías específicas, como viajes familiares, periodísticos, de investigación, educativos o humanitarios.

- Los viajeros en esas categorías podrán utilizar sus tarjetas de crédito y débito estadounidenses en Cuba, lo que hasta ahora estaba prohibido.

- Agentes de viajes y aerolíneas podrán ofrecer sus servicios sin necesidad de una licencia específica de Estados Unidos.

- Los viajeros no tendrán límite de gastos en dólares y podrán importar a Estados Unidos hasta 400 dólares en bienes personales, y no más de 100 dólares en alcohol y tabaco.

- Podrán llevar a Cuba hasta 10.000 dólares en remesas, y algunos bancos obtendrán los permisos para procesarlas.

- Las remesas autorizadas para ciudadanos cubanos, con ciertas excepciones, fueron aumentadas de 500 a 2.000 dólares por trimestre.

- Otras remesas, como las de fines humanitarios o que sirvan para desarrollar negocios privados, serán autorizadas generalmente sin límites.

- Se desbloquearán las cuentas a los ciudadanos cubanos que viven fuera de la isla.

- Los barcos extranjeros podrán entrar a Estados Unidos tras realizar actividades comerciales con Cuba.

- Se facilitará la creación de sedes comerciales de telecomunicaciones que vinculen a Cuba con otros países, así como la importación y venta de productos (aplicaciones, dispositivos comerciales y software, entre otros). Sin embargo, no se sabe hasta qué punto Cuba aceptará esas importaciones.

- Se autorizarán algunos proyectos de microfinanciamiento y capacitación profesional para negocios privados y operaciones de agricultura.