• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Opositores exigirán destitución de Rousseff

Rousseff tiene poco respaldo popular | Foto AFP

Rousseff tiene poco respaldo popular | Foto AFP

El Movimiento Brasil Libre exige la salida de la presidente desde enero pasado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Movimiento Brasil Libre, uno de los grupos organizadores de las protestas convocadas contra el gobierno de Dilma Rousseff, reafirmó que pretende tomar las calles del país por la destitución de la mandataria.

“El momento actual es muy peculiar y las crisis económica y política hacen que la posibilidad de llegar a la destitución de Rousseff empiece a tomar cuerpo”, declaró Fernando Holiday, uno de los líderes de ese grupo, en un mensaje difundido por Internet.

Los organizadores de las protestas pretenden repetir lo ocurrido en marzo y abril de este año, cuando millones de personas participaron en sendas manifestaciones contra el gobierno de Rousseff.

El Movimiento Brasil Libre, formado por jóvenes que se definen como liberales, es uno de los grupos más radicales de la oposición ajena a partidos políticos y exige la salida de Rousseff desde enero pasado, cuando la presidente comenzó el segundo mandato para el que fue reelegida en octubre de 2014.

El movimiento entregó hace dos meses al Congreso una solicitud formal para el inicio de ese juicio apoyada, según ese mismo grupo, por 2 millones de firmas, pero fundamentado en razones meramente políticas y no jurídicas, como exige la Constitución para un proceso de esa naturaleza.

Según el grupo, la sola sospecha de que el Ejecutivo amparó los escándalos de corrupción en Petrobras y la seria crisis económica en que se ha adentrado el país deberían bastar para llevar adelante el proceso.

Esa misma línea defiende el movimiento Vem pra Rua (Ven a la calle), que en un video divulgado ayer instó a los brasileños a tomar hoy las ciudades del país por la destitución o la renuncia de Rousseff.

Los principales partidos de la oposición formal han respaldado la convocatoria, pero con cierta cautela respecto a un posible juicio político.

El Partido de la Social Democracia Brasileña, que lidera el ex candidato presidencial Aécio Neves, derrotado por Rousseff en 2014 por tan solo 3%, dijo que irá a la calle con cabeza erguida para manifestar su indignación con la corrupción y la mala gestión.