• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Opositores a Mursi amanecen rodeando el palacio presidencial y en la plaza Tahrir

Manifestantes egipcios acampan alrededor del palacio presidencial en El Cairo/ EFE

Manifestantes egipcios acampan alrededor del palacio presidencial en El Cairo/ EFE

Los manifestantes reclaman que Mursi anule un decreto presidencial que amplía sus poderes y protestan contra el proyecto de Constitución que debe ser sometido a referéndum el 15 de diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de opositores al presidente egipcio, Mohamed Mursi, amanecieron este miércoles rodeando el palacio presidencial en El Cairo, que mantienen cercado desde la tarde del martes.

Los manifestantes reclaman que Mursi anule un decreto presidencial que amplía sus poderes y protestan contra el proyecto de Constitución que debe ser sometido a referéndum el 15 de diciembre.

"Lárgate", gritaban los manifestantes apelando a una de las célebres consignas de las manifestaciones contra el ex presidente Hosni Mubarak. Al alba, los vendedores ambulantes se instalaban en los alrededores del palacio Itihadiya, en el barrio residencial de Heliópolis, cuyos muros están llenos de graffitis contra Mursi.

Por otra parte, centenas de personas pasaron la noche en la Plaza Tahrir, donde la oposición instaló decenas de carpas y acampa desde hace dos semanas. Las manifestaciones del martes fueron las más importantes desde que Mursi asumió el poder presidencial.

Egipto vive una profunda crisis política desde el decreto del 22 de noviembre, con el que Mursi, primer presidente islamista del país, amplió sus poderes e impidió cualquier objeción judicial contra el proyecto de nueva Constitución.

Los detractores del proyecto de nueva Constitución, adoptado a marchas forzadas en una comisión dominada por los islamistas, aseguran que no protege derechos fundamentales como la libertad de expresión y temen que abra la puerta a una aplicación más estricta de la ley islámica.

Los opositores y los partidarios de Mursi se manifestaron en masa después del decreto. La división política se acentuó cuando el presidente fijó para el 15 de diciembre la fecha del referéndum constitucional.