• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Santos estudia prorrogar mandato de Oficina de DD HH de ONU en Colombia

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia / EFE

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia / EFE

El presidente considera que la labor que ejerce la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en su país, Navi Pillay, está dejando de ser necesaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que estudia si prorrogará temporalmente o no el mandato de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en su país, al considerar que la labor que ejerce está dejando de ser necesaria.

Así lo reveló el mandatario en un discurso en Bogotá, justo en la primera jornada de la visita de cuatro días a Colombia de la Alta Comisionada, Navi Pillay.

"Le voy a decir (a Pillay) que estamos discutiendo si realmente vale la pena prolongar ese mandato o si se prolonga sería por muy corto tiempo, porque Colombia ha avanzado lo suficiente para decir no necesitamos más oficinas de derechos humanos de las Naciones Unidas en nuestro país", afirmó Santos.

Según Santos, Pillay "va a encontrar un país que tiene los Derechos Humanos como uno de sus objetivos fundamentales, como prioridad, donde el respeto por ellos es cada vez más evidente".

"Ya es responsabilidad nuestra, somos lo suficientemente maduros para saber que el respeto de los DD.HH. es una obligación de todos y cada uno de los ciudadanos, pero sobre todo del Estado colombiano", agregó.

Santos enumeró una serie de avances sociales en materia de reducción de pobreza, creación de empleo, educación y lucha contra la desigualdad.

Y aunque reconoció que un 30 % de los colombianos vive aún por debajo del umbral de la pobreza y un 10 % está en la pobreza extrema, el mandatario consideró que el país está "más cerca" de "garantizar los derechos fundamentales a todos los ciudadanos".

Esta Oficina de las Naciones Unidas en Colombia, cuyo actual representante es el estadounidense Todd Howland, tiene sede en el país desde 1997, y ejerce una veeduría permanente de la situación humanitaria en el país.

El anuncio de Santos contrasta con la decisión anunciada por el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, en abril pasado durante su visita a Ginebra, cuando amplió tres años más unilateralmente el mandato de colaboración de su Gobierno con la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En los últimos días, esta oficina ha criticado la reacción de la fuerza pública durante las protestas campesinas de la región del Catatumbo, que cumplen hoy 36 días y en las que se han registrado cuatro jornaleros muertos y decenas de heridos.

La ONU consideró que ha habido un uso excesivo de la fuerza mientras que el Gobierno, que ha afirmado que las movilizaciones están infiltradas por grupos armados ilegales, tildó de "irresponsables" las denuncias del organismo.