• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama utiliza dato de empleo para reivindicarse

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en un acto de campaña electoral en Virginia Beach / EFE

El presidente de Estados Unidos Barack Obama, en un acto de campaña electoral / EFE

El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección recordó que la tasa de desempleo del 7,8 % correspondiente a septiembre, es la más baja desde que accedió a la Casa Blanca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU Barack Obama, reivindicó este viernes sus políticas económicas tras el positivo dato de desempleo de septiembre y atacó a su rival republicano Mitt Romney, por representar un regreso a las medidas que generaron la crisis de 2008.

Obama recordó que la tasa de desempleo del 7,8 % correspondiente a septiembre, tres décimas por debajo que la del mes anterior cuando se ubicó en el 8,1%, son la más bajas desde que accedió a la Casa Blanca.

"Hemos realizado demasiados progresos para volver a las políticas que nos llevaron a la crisis en primer lugar", indicó el presidente estadounidense en un acto electoral en la Universidad de George Mason, de Fairfax, a las afueras de la capital estadounidense

Obama culpó a los republicanos de la crisis económica que estalló en 2008 como consecuencia de sus políticas de desregulación financiera y pidió ser reelegido para no "dar marcha atrás" en el proceso de recuperación.

"Por eso me presento a la reelección (...) He visto demasiado dolor, demasiado esfuerzo para permitir que este país sea golpeado con otra ronda" de las propuestas republicanas que, aseveró, favorecen a las rentas más altas y dañan a la clase media.

Tras el acto de Virginia, Obama tiene previsto viajar esta tarde a Ohio para continuar con sus eventos de campaña, en dos de los estados clave para conseguir la victoria en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre.

Asimismo, su rival Mitt Romney, que salió vencedor del primer debate presidencial celebrado el miércoles pasado en Denver, según los analistas, también se desplazó a Virginia para dirigirse a sus simpatizantes.

Frente al optimismo de Obama, Romney consideró que el dato del desempleo es "irreal" y explicó que los empleos creados, 114.000, aún son muy pocos para fortalecer la frágil situación económica en Estados Unidos.

"Parece que el (índice) de desempleo ha mejorado, pero la verdad es que si el mismo porcentaje de gente participara en la fuerza laboral hoy como cuando fue elegido el presidente nuestro dato sería de alrededor del 11 por ciento", aseguró Romney en un mitin de campaña en Abingdon, también en el estado de Virginia.

El candidato republicano ha asegurado que, de ser elegido presidente, durante sus primeros cuatro años de mandato crearía 12 millones de nuevos puestos de trabajo y ha criticado que la expansión del Gobierno federal a manos de Obama es un obstáculo a la inversión y el crecimiento.

Por otro lado, el presidente de EE.UU. aprovechó la ocasión para ironizar sobre la "extrema operación de maquillaje" de Romney.

Anoche, Romney reconoció estar "totalmente equivocado" cuando menospreció en un polémico video al "47 por ciento" de los ciudadanos que nunca votarían por él porque, según afirmó, son "dependientes del Gobierno".

El video, que causó una enorme polémica y fue muy criticado tanto por los demócratas como por algunos compañeros de partido de Romney, provocó que el candidato republicano perdiera puntos en las encuestas y también popularidad.

La economía se mantiene como el eje de la campaña electoral de EE.UU, cuya recuperación aún es considerada como tibia, y ambos candidatos han expresado su compromiso de incrementar el ritmo de crecimiento y generar empleo.

Para los ciudadanos, el elevado desempleo, que hasta este mes llevaba 44 meses por encima del 8 %, es la principal preocupación.

En este sentido, los analistas han recordado que ningún presidente ha salido reelegido con niveles de desempleo de 7,5% o más desde la Segunda Guerra Mundial, y en las últimas cuatro décadas George H.W. Bush (1989-1993), Jimmy Carter (1977-1981) y Gerald Ford (1974-1977) perdieron en su intento de conseguir un segundo mandato con una tasa de desempleo como la actual.