• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama podría aceptar una reforma migratoria sin garantías de ciudadanía

El mandatario rechazó que en Estados Unidos haya dos categorías de ciudadanos y reiteró la importancia de lograr una solución para el sistema migratorio, que tanto republicanos como demócratas consideran "roto"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, podría aceptar un acuerdo sobre la reforma migratoria que no incluya una garantía de ciudadanía para los 11 millones de indocumentados, siempre y cuando, una vez legalizado el estatus de estos, puedan optar a ella por los caminos usuales.

En una entrevista concedida este jueves a la cadena CNN y que será emitida hoy, Obama da a entender que podría aceptar esa condición siempre que a los inmigrantes no se les cierre la opción de solicitar la ciudadanía estadounidense una vez regularicen su situación.

"Me sentí alentado por el proyecto de ley bipartidista que aprobó el Senado. Creo, sinceramente, que (John) Boehner y un número de republicanos de la Cámara, gente como Paul Ryan, de verdad quieren conseguir un proyecto serio de reforma migratoria. Y tenga en cuenta que el proyecto de ley del Senado y de la legislación que yo he apoyado ya exige un largo proceso para ganar la ciudadanía", afirma en la entrevista.

Recuerda que el candidato a ciudadano "tiene que pagar multas. Tiene que aprender inglés. Tiene que pagar impuestos atrasados. Y tiene que ponerse al final de la fila. Y después de todo eso, usted puede obtener la ciudadanía".

Si el presidente de la Cámara (el republicano moderado Boehner) "propone algo que de inmediato no haga que la gente sea deportada, que las familias no sean separadas, y que seamos capaces de atraer a los mejores estudiantes jóvenes (...) y que luego haya un proceso regular hacia la ciudadanía, no veo cuán grande es la diferencia" entre la propuesta del Senado y la republicana, advierte Obama.

La entrevista del presidente se produjo antes de que los republicanos, reunidos en un cónclave en Maryland, presentaran el jueves sus principios sobre el proyecto migratorio en el que solo contemplan una garantía de ciudadanía para los jóvenes "soñadores", es decir, los jóvenes estudiantes o miembros de las Fuerzas Armadas que llegaron irregularmente a EE.UU. siendo niños.

Obama y otros demócratas han insistido durante mucho tiempo en que la legislación para reformar el sistema de inmigración debe incluir un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, un requisito que muchos consideran innegociable.

El mandatario rechazó que en Estados Unidos haya dos categorías de ciudadanos y reiteró la importancia de lograr una solución para el sistema migratorio, que tanto republicanos como demócratas consideran "roto".

"Hemos visto los informes (sobre los principios de los republicanos) y vamos a observar de cerca el documento cuando se publique", dijo un funcionario de la Casa Blanca.

"Los principios del presidente sobre la reforma migratoria están bien establecidos. Acogemos con beneplácito el proceso de avanzar en la Cámara, y esperamos con interés trabajar con todas las partes para que la reforma migratoria sea una realidad", añadió.