• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama recibirá a Samarás y reiterará su apoyo a las reformas en Grecia

Barack Obama / AP

Barack Obama / AP

Durante una breve visita a Atenas en julio pasado, el secretario del Tesoro de EE UU, Jack Lew, elogió los esfuerzos que está haciendo Grecia por "la recuperación económica y por alcanzar un crecimiento sostenible"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, recibirá este jueves en la Casa Blanca al primer ministro de Grecia, el conservador Andonis Samarás, a quien reiterará su apoyo a las reformas para promover "el regreso a la prosperidad" de ese país.

La visita de Samarás pone de relieve "la fortaleza de las relaciones entre Estados Unidos y Grecia", y servirá para "subrayar el continuo apoyo" del Gobierno de Obama a los "esfuerzos de Grecia por reformar su economía", según ha adelantado la Casa Blanca.

Será la primera visita de Samarás a la Casa Blanca desde que asumió el cargo de primer ministro a mediados de 2012.

Samarás ya está hoy en Nueva York, donde prevé reunirse con grupos de inversión greco-estadounidenses, según los medios griegos.

El jueves, tras su reunión con Obama en Washington, Samarás viajará de nuevo a Nueva York para encontrarse el viernes con el alcalde de esa ciudad, Michael Bloomberg, y el secretario general de la ONU, Ban ki-moon.

Durante una breve visita a Atenas en julio pasado, el secretario del Tesoro de EE UU, Jack Lew, elogió los esfuerzos que está haciendo Grecia por "la recuperación económica y por alcanzar un crecimiento sostenible", al reconocer "las difíciles decisiones" adoptadas en los últimos años.

Lew se reunió entonces con Samarás y con su colega griego, Yannis Sturnaras, para analizar los progresos en el programa de ajuste fiscal del Gobierno heleno.

Aunque el Gobierno no dio detalles sobre las conversaciones, entre los asuntos que más interesan a la parte estadounidense figura el déficit financiero que se prevé para Grecia el próximo año.

Al parecer, EE.UU. es partidario de la tesis del Fondo Monetario Internacional (FMI) de aprobar este mismo año una nueva quita de la deuda helena, opinión que tropieza con el rechazo frontal de Alemania.

Grecia se encuentra inmersa en su segundo programa de rescate internacional, después de que el primero fuese insuficiente y el Fondo reconociera errores de cálculo por parte de los socios de la "troika", formada por el propio FMI, la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE).

El pasado 8 de julio la eurozona y el FMI aprobaron una nueva ayuda de 6.800 millones de euros para Grecia, pero decidieron fraccionar el pago en tres fases hasta otoño y vincular sus entregas al cumplimiento previo de medidas ya acordadas.

Después, el 29 de julio, el FMI anunció la aprobación de un nuevo desembolso a Grecia por 2.290 millones de dólares, lo que elevará la ayuda que ese organismo ha concedido al país desde el rescate aprobado en marzo de 2012 a un total de 10.940 millones de dólares.

En otoño se prevé una nueva visita de la "troika" a Atenas para determinar si hay nuevas necesidades de financiación, aunque Samarás está convencido de que la "brecha fiscal" será más pequeña de lo estimado y no exigirá "medidas restrictivas adicionales".

Además, para septiembre el Gobierno heleno debe presentar ante los acreedores internacionales la lista de 12.500 funcionarios que serán incluidos en el esquema de movilidad laboral -y la mayoría de ellos despedidos-, algo que ya ha comenzado a hacer pese a la dura oposición de los sindicatos.

Obama también espera hablar este jueves con Samarás de "una amplia gama de intereses y desafíos comunes", incluida la cooperación en defensa y el tratado transatlántico de comercio e inversiones (TTIP, por su sigla en inglés) entre EE.UU. y la Unión Europea (UE).

Asimismo, ambos tratarán temas relativos la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), así como "asuntos de cooperación regional, esfuerzos en materia antiterrorista, las perspectivas de un acuerdo en Chipre, y la evolución de la situación en África del Norte y Siria", de acuerdo con la Casa Blanca.