• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama reafirma la guerra contra la pobreza

El presidente de EE UU, Barack Obama / AP

El presidente de EE UU, Barack Obama / AP

Este compromiso lo adquirió por primera vez el presidente norteamericano, Lyndon B. Johnson, hace 50 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó hoy su compromiso con la "guerra contra la pobreza", declarada hace exactamente 50 años por el entonces presidente, Lyndon B. Johnson, aunque advirtió de que al país le queda mucho por hacer en materia de igualdad.

"Como sabe todo estadounidense, nuestro trabajo está lejos de terminar. En la nación más rica de la Tierra, hay demasiados niños que nacen en la pobreza, muy pocos tienen una oportunidad justa para escapar de ella", dijo el presidente en un comunicado emitido con motivo del aniversario del discurso de Johnson.

Johnson anunció una lucha sin cuartel para acabar con la pobreza en EE.UU. durante su primer discurso sobre el estado de la Unión ante el Congreso, que pronunció dos meses después de haber reemplazado en el cargo al asesinado John F. Kennedy.

El plan de Johnson incluyó 15 programas sociales, creados entre 1964 y 1968, que sus sucesores, tanto demócratas como republicanos, han querido consolidar o reformar.

Obama recordó hoy en su declaración los avances realizados gracias a esos programas, muchos de los cuales aún siguen vigentes y que en palabras del presidente responden a que "todo estadounidense merece una oportunidad y una seguridad básica".

"Hemos creado nuevas oportunidades a través de puestos de trabajo y educación, un mayor acceso a la atención sanitaria para los ancianos, los pobres y los estadounidenses con discapacidades, y ayudamos a las familias trabajadoras a fin de mes", apuntó Obama.

"Sin el seguro social, casi la mitad de las personas mayores estaría viviendo en la pobreza. Hoy, menos de uno de cada siete lo hace", dijo.

Según Obama, son precisamente estos esfuerzos originados hace 50 años en las palabras de Johnson lo que hacen de Estados Unidos "un país mejor".

El presidente estadounidense rechazó, "como algunos sugieren", abandonar la guerra contra la pobreza por el mero hecho de haber recuperado una tendencia de crecimiento económico e insistió en que aún el camino en esta materia es muy largo.

"Debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurarnos de que nuestra economía funcione para todos los estadounidenses. Ayudar a nuestras empresas a crear nuevos puestos de trabajo con salarios y beneficios más fuertes, ampliar el acceso a la educación y a la atención de salud, (...) y la construcción de nuevas oportunidades para que nuestra gente mejore", agregó.