• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama presentará su plan presupuestario dos meses más tarde del plazo previsto

Barack Obama, presidente de EE UU / AP

Barack Obama, presidente de EE UU / AP

La presentación de las cuentas del Gobierno federal estadounidense coincidirá con una cena que Obama tiene prevista ese mismo día con un grupo de senadores republicanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Casa Blanca anunció hoy que el presidente estadounidense, Barack Obama, presentará su plan presupuestario el próximo 10 de abril, dos meses más tarde del plazo previsto.

La presentación de las cuentas del Gobierno federal estadounidense coincidirá con una cena que Obama tiene prevista ese mismo día con un grupo de senadores republicanos, de los que necesitaría el apoyo para que resulte aprobada la propuesta de presupuesto.

El portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, indicó que la concurrencia de ambos eventos no es más que una coincidencia y está dentro de los planes del mandatario de aproximarse a los legisladores republicanos.

Earnest reiteró que el presidente no presentó un presupuesto el primer lunes de febrero, como es tradición, debido a la oposición y disputas en el Congreso sobre la reforma fiscal y los recortes automáticos que comenzaron a ejecutarse este mes.

Los republicanos se oponen a cualquier presupuesto que no incluya un recorte del gasto y un plan para reformar programas sociales como Medicare, el sistema de salud para los jubilados, que permitan rebajar el déficit.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, afirmó hoy que "lo único que puede ser más decepcionante que tardar 65 días en ofrecer un plan es tomarse todo este tiempo para que nos demos cuenta de que el presupuesto no es equilibrado".

El plan presupuestario del mandatario deberá enfrentarse a un Congreso dividido entre republicanos y demócratas, algo que con toda seguridad obligará a realizar profundos cambios al proyecto de ley y continuar con las largas negociaciones para conseguir su aprobación.

Este año, el Senado (de mayoría demócrata) y la Cámara de Representantes (republicana) han presentado sendos presupuestos que han acabado rechazados por la otra cámara.

Desde abril de 2009, el Legislativo estadounidense no ha conseguido ponerse de acuerdo en el plan de gastos y sólo han salido adelante medidas para financiar provisionalmente las operaciones del Gobierno federal.