• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama presenta presupuesto entre críticas

Barack Obama, presidente de EE UU / AFP

Barack Obama, presidente de EE UU / AFP

El proyecto de gastos para el ejercicio presupuestario del año próximo podría recortar el déficit mediante una combinación de aumentos adicionales a los impuestos, más frenos al crecimiento del gasto y límites al aumento de los gastos para programas como el Seguro Social y el Medicare,

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Barack Obama envía el miércoles al Congreso su plan presupuestal de 2014, en un intento por alcanzar un elusivo "gran acuerdo" que permita domar los déficits fuera de control que han superado el billón de dólares en cada uno de los últimos cuatro años fiscales.

El proyecto de gastos de Obama para el ejercicio presupuestario del año próximo podría recortar el déficit mediante una combinación de aumentos adicionales a los impuestos, más frenos al crecimiento del gasto y límites al aumento de los gastos para programas como el Seguro Social y el Medicare, el seguro médico para personas de 65 años o más.

Sin embargo, en lugar de acercarse a un gran acuerdo con el Congreso, las propuestas de Obama han atraído hasta ahora críticas de republicanos y demócratas por igual.

Incluso antes de ser presentado, el nuevo proyecto presupuestario de Obama fue atacado por aliados liberales, que se oponen firmemente a reducir los programas sociales, y por opositores republicanos que no quieren que suban los impuestos.

Las críticas de doble filo surgen a pesar de que el plan retoma la promesa de mantener un muy buscado "gran pacto" para reducir los déficits del gobierno.

El plan de gastos que se difundirá el miércoles después dos meses de retraso, combina casi 600.000 millones de dólares en nuevos impuestos en la próxima década, con modestos recortes en el gasto, incluso incrementos menores a lo programado en las prestaciones de Seguridad Social.

Los acaudalados perderían algunas exenciones fiscales mientras que la gente pobre y de clase media gradualmente ingresaría a un tramo impositivo, es decir, pagaría impuestos según su nivel de ingresos.

Frecuentemente se dice que los presupuestos presidenciales "llegan muertos" y este sería simplemente el más reciente en tener esa etiqueta.

Sin embargo, es diferente del que se habló en febrero y que proponía un nuevo ajuste inflacionario que afectaría la Seguridad Social, las pensiones de los ex combatientes y la indexación de los tramos fiscales. Durante mucho tiempo esto se ha ofrecido a los republicanos con la esperanza de obtener concesiones para tener una nueva base tributaria.

Los demócratas en el Congreso, que quieren que los acaudalados paguen todavía más al fisco, se dicen defensores de programas de "subsidio" como el Seguro Social y el Medicare, a pesar de la disposición de Obama a controlar su crecimiento.

Por su parte, los republicanos no desean concesiones en el tema fiscal después de ceder en enero a 600.000 millones de dólares en nuevos impuestos en la próxima década para quienes están hasta arriba en los tramos impositivos.

"Señor presidente, si usted está listo para adoptar una amplia reforma, dar los pasos necesarios para que nuestros programas sociales sean permanentemente solventes y hacer que la economía crezca, entonces los republicanos estamos listos para trabajar con usted", declaró el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell.

La Casa Blanca ya dio a conocer el plan a groso modo, el cual incorpora una oferta presupuestal que Obama le hizo al líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en diciembre. Boehner lo rechazó y se retiró de las negociaciones.

"El presidente ha sido claro en que tomará un sacrificio amplio y compartido", dijo el secretario del Tesoro, Jacob Lew, en entrevista con National Public Radio.