• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama: No estamos perdiendo la lucha contra el Estado Islámico

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos/ EFE

Barack Obama, presidente de Estados Unidos / EFE

El presidente de Estados Unidos afirmó que la pérdida de territorio es un retroceso, pero que el conflicto aún no acaba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que las pérdidas de territorio en Iraq frente al grupo Estado Islámico son un retroceso, pero insistió en que la guerra contra la organización yihadista no se está perdiendo.

"No pienso que estemos perdiendo", señaló Obama en una entrevista con la revista The Atlantic, tras la pérdida de la ciudad iraquí de Ramadi.

"Hubo un revés táctico, eso es indiscutible, aunque Ramadi era vulnerable desde hace largo tiempo", precisó el mandatario, aludiendo a la caída el domingo de la capital de la provincia iraquí de Al-Anbar en manos de los yihadistas sunitas ultrarradicales.

La entrevista realizada el martes aparece publicada el día en que el grupo Estado Islámico se apoderó de la ciudad de Palmira en Siria, otra victoria significativa que le permite ampliar su zona de influencia a uno y otro lado de la frontera sirio-iraquí.

"El Estado Islámico ha sido considerablemente debilitado en todo el país", dijo Obama, destacando "progresos significativos en el norte y en las regiones donde los Peshmergas (fuerzas kurdas) participan".

En las zonas de predominio chiíta "no hay avances del Estado Islámico", explicó el presidente de los Estados Unidos.

"El entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes (...) no va lo suficientemente rápido en Al-Anbar", admitió Obama, confirmando que desea reforzar los esfuerzos estadounidenses en esa región.

Al apoderarse de Palmira, ciudad que cuenta con más de 2.000 años de antigüedad y un verdadero cruce de caminos que lleva al gran desierto sirio fronterizo con Iraq, el grupo yihadista domina la mitad del territorio de Siria y amenaza a Homs, la tercera ciudad del país.

Pese a una campaña aérea lanzada desde el verano boreal de 2014 por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos para ayudar al gobierno de Iraq y a los rebeldes en Siria a contener el avance del Estado Islámico, el grupo yihadista consiguió tomar las ciudades de Palmira y Ramadi en ocho días.