• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

A Obama se le suma un nuevo reto: hacer del derecho al voto una prioridad

El presidente de EE UU y aspirante a la reelección, Barack Obama, mantiene una amplia ventaja sobre su rival republicano, Mitt Romney, entre probables votantes latinos | EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama | EFE

La Unión Americana de Libertades Civiles reclamó al mandatario que trabaje para eliminar las trabas que aún se ponen a millones de personas para que ejerzan su derecho al voto en EE UU

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) pidió hoy a Barack Obama, en el día en que se festeja su segunda investidura como presidente de EE UU y en que el país celebra la memoria de Martin Luther King, que convierta el derecho al voto para todos en una "prioridad nacional".

Esa agrupación, una de las más potentes del país en la defensa de las libertades civiles, reclamó este lunes a Obama que trabaje para eliminar las trabas que aún se ponen a millones de personas para que ejerzan su derecho al voto en este país.

En ese sentido, recordó el "incansable" trabajo del reverendo estadounidense Martin Luther King en defensa de los derechos de los afroamericanos y el fin de las discriminaciones raciales, e instó a todos los estadounidenses a exigir a Obama que no cese en esos esfuerzos para solucionar deficiencias que ahora afectan también a muchos ciudadanos de origen hispano.

"Honremos hoy el legado del doctor King urgiendo al presidente a que haga del derecho al voto una prioridad nacional", dijo este lunes el director ejecutivo de ACLU, Anthony Romero.

Recordó que "gracias a leyes de identificación personal para votar y otras molestas barreras, millones de personas tuvieron dificultades para votar en las elecciones" de noviembre, en las que Obama resultó vencedor por segunda vez.

Uno de los estados donde más se denunciaron este tipo de trabas fue en Florida, donde se acusó al gobierno local de establecer impedimentos para dificultar el voto a la población hispana.

De hecho, ACLU acusó a sus gobernantes de haber cometido "ataques sin precedentes" contra las libertades civiles y de haber tratado de "restringir los derechos de los votantes" en Florida, con la imposición de graves "restricciones para el registro de votantes" y una reducción del "número de días de votación anticipada".

Ahora que ya han pasado las elecciones, Romero aseguró en un comunicado que quienes entorpecieron ese derecho al voto de todos "cuentan con que el país olvidará" lo que hicieron en detrimento de "uno de nuestros derechos políticos más elementales".

"Así que tenemos que mantener la supresión del voto en el centro de atención nacional", defendió Romero, quien considera que Obama tendría que pronunciarse en ese sentido en su próximo discurso del Estado de la Unión dentro de dos semanas.

Ese discurso es "el mayor púlpito" desde el que puede dirigirse a la nación, ya que es observado por unos 50 millones de estadounidenses y "es diseccionado por los medios de comunicación durante semanas", según la ACLU, que ha colgado en internet una petición en ese sentido para que todo el que esté interesado pueda rellenarla y enviarla a la Casa Blanca.

"Los políticos de al menos nueve estados tratarán este año de aprobar leyes para restringir el voto. Sin una atención mediática seria, no seremos capaces de pararlos", explica la ACLU.

De hecho, recuerda la gran repercusión mediática que tuvo el hecho de que Obama citara en su discurso de victoria tras las elecciones de noviembre las largas filas que se formaron en algunos estados para poder votar. En Florida a media noche todavía había gente votando.

"Imagina que el presidente hiciera del derecho al voto una prioridad nacional en el Estado de la Unión; imagina si dirigiera el poder de su retórica contra el regreso de la era de la restricción al voto de Jim Crow (que institucionalizaron la segregación racial en EE.UU. a finales del siglo XIX) que se está devorando nuestra democracia como un cáncer", defendió.

Romero añadió que "ningún país puede asegurar sus derechos si el derecho a elegir a sus representantes está en peligro. Y cuando ese derecho está amenazado para una persona, está amenazado para todos".