• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama analiza con primer ministro de Australia posible respuesta a Siria

El presidente de EE UU, Barack Obama / Reuters

El presidente de EE UU, Barack Obama / Reuters

Los mandatarios "discutieron posibles respuestas de la comunidad internacional, y acordaron continuar sus estrechas consultas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, habló hoy por teléfono con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, con quien discutió "posibles respuestas" de la comunidad internacional a la continua violencia en Siria, dijo la Casa Blanca.

Ambos líderes "expresaron su gran preocupación por informes del presunto uso de armas químicas por parte del régimen sirio contra civiles cerca de Damasco el pasado 21 de agosto", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Tanto el presidente Obama como el primer ministro australiano "discutieron posibles respuestas de la comunidad internacional, y acordaron continuar sus estrechas consultas", puntualizó la Casa Blanca, sin dar detalles sobre las posibles medidas.

Horas antes, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, condenó el uso "indiscriminado a gran escala" de armas químicas contra civiles, tachándolo como una "obscenidad moral", aunque no precisó si Estados Unidos se decantará por una intervención militar.

Según líderes de la oposición en Damasco, el uso de armas químicas contra civiles dejó alrededor de 1.300 muertos el pasado 21 de agosto.

Esas víctimas se suman a los más de 100.000 fallecidos en dos años largos de conflicto en Siria y han llevado a la Casa Blanca a analizar en los últimos días la posibilidad de una intervención militar con sus socios internacionales en esa compleja guerra.

Según los observadores, el Gobierno de Washington se acerca cada vez más a la "hora de la verdad" en torno a Siria, si bien una intervención militar goza de muy poco apoyo entre la opinión pública estadounidense.

Entre las posibles opciones para castigar al régimen de Bachar al-Asad figura una acción militar limitada, y continuar los esfuerzos diplomáticos junto con las presiones de la comunidad internacional.

Michael Doran, analista de la Institución Brookings, dijo hoy a la cadena por cable CNN que, en todo caso, Estados Unidos tiene pocas opciones y que "ya estamos implicados nos guste o no".

Según Doran, el Gobierno de Obama tiene que elaborar un plan a largo plazo para lograr la salida del poder de al-Asad "como parte de un cambio de régimen en Siria".