• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama intenta recuperarse de una de sus semanas más difíciles

El presidente de EE UU, Barack Obama / AFP

El presidente de EE UU, Barack Obama / AFP

En Atlanta, el presidente no mencionó específicamente las tres controversias que sitiaron a su administración esta semana y que generaron interrogantes sobre su capacidad para cumplir con todas las disposiciones de su agenda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se quejó el domingo de que las batallas entre los partidos políticos están impidiendo un repunte más acelerado de la economía, en un intento por recuperarse de una de sus semanas más complicadas de su actual mandato.

Durante un viaje a Atlanta, Obama no mencionó específicamente las tres controversias que sitiaron a su administración esta semana y que generaron interrogantes sobre su capacidad para cumplir con todas las disposiciones de su agenda de segundo mandato.

Su mensaje quedó claro cuando dijo a donantes demócratas que la recuperación económica de Estados Unidos estaba siendo obstaculizada por "una tendencia en Washington de colocar la política por delante de la estrategia económica, por poner como prioridad las próximas elecciones sobre la próxima generación y ese enfoque es el que tiene que cambiar".

La aparición de Obama en Atlanta se produce en momentos en que intenta retomar el impulso tras una de sus peores semanas desde que asumió la presidencia a inicios del 2009.

Su Servicios de Ingresos Internos fueron blanco de opositores del conservador Tea Party, surgieron nuevas interrogantes sobre brechas de seguridad en un incidente en el complejo diplomático estadounidense en Libia el año pasado y se reveló que el Departamento de Justicia obtuvo en secreto los registros telefónicos de reporteros la agencia de noticias AP.

Por el momento, los votantes no parecen estar responsabilizando directamente a Obama por estos asuntos.

Un sondeo de A CNN/ORC International publicado el domingo mostró que el 53 por ciento de los estadounidenses aprueba la gestión del mandatario demócrata y que un 45 por ciento la desaprueba.

Obama encontró refugio al hablar con los donantes en un evento que recaudó dinero para candidatos demócratas al Senado estadounidense, y durante un discurso para cientos de graduados afroamericanos del Morehouse College.

En su alocución a los donantes, Obama dijo que Washington necesita ir más allá "del pensamiento táctico partidista de corto plazo que ahora está dominando" a la capital estadounidense y comenzar a intentar que ciertas estrategias sean implementadas.

El mandatario afirmó que seguía siendo optimista respecto a las posibilidades de éxito de la reforma inmigratoria, pese a las recientes turbulencias políticas.

"Eso no significa que no habrá cierto desorden", declaró. "Si uno entra en estos debates hay personas que van a atacarte y tengo canas que lo prueban. Pero ese tipo de cosas no me molestan", indicó.