• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama pidió invertir más en infraestructura para competir con China o Alemania

El presidente de EE UU, Barack Obama / AFP

El presidente de EE UU, Barack Obama / AFP

"Los negocios del mañana no se localizarán al lado de carreteras viejas y puertos obsoletos", advirtió el mandatario estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, urgió hoy a invertir más en infraestructura para no ir a la zaga de países como China o Alemania, durante el tercero de sus discursos programados para volver a centrar la atención pública y de la clase política en la recuperación económica.

"Los negocios del mañana no se localizarán al lado de carreteras viejas y puertos obsoletos", advirtió Obama en su discurso en el puerto de Jacksonville, en el estado de Florida.

"Necesitamos escuelas modernas para nuestros hijos. Necesitamos redes eléctricas y de combustible modernas que puedan resistir las tormentas más fuertes", agregó.

En la misma línea, el mandatario dijo que asegurarse de que el país tiene "una infraestructura de clase mundial no debería ser un asunto partidista".

"Estamos gastando menos en arreglar nuestra infraestructura que China o Alemania", destacó Obama.

Los puertos de Estados Unidos "tienen que estar listos para recibir a los superpetroleros" como los que cruzan actualmente por el canal de Panamá o, de lo contrario, "se van a ir a Brasil o algún otro lugar".

La infraestructura "es un ingrediente clave para una economía próspera", añadió el gobernante al criticar a los políticos en Washington que abogan por recortar gastos en este ámbito.

Este mismo mes el Gobierno de Obama ha autorizado, mediante una orden ejecutiva, un proyecto de infraestructura que aumentará la capacidad para manejar los contenedores que llegan o salen por vía férrea al puerto de Jacksonville, de acuerdo con la Casa Blanca.

Además, hace ahora un año la Casa Blanca decidió acelerar obras de infraestructuras de envergadura para desarrollar y modernizar algunos puertos del país, entre ellos los de Jacksonville y Miami, Savannah (Georgia), Nueva York, Nueva Jersey y Charleston (Carolina del Sur).

Al igual que ayer, cuando inició esta ronda de discursos económicos en Illinois y Misuri, Obama volvió a cuestionar hoy sin citarlos directamente los "escándalos falsos" como el de los programas de espionaje de su Gobierno que, a su juicio, han desviado la atención del impulso a la recuperación tras la crisis.

"Centrar la atención en las cuestiones económicas fundamentales que importan a la clase media es lo que este momento requiere", apuntó el presidente.

También repasó de nuevo lo que considera logros de su mandato, como el rescate al sector del automóvil, la reforma del sistema financiero y los aumentos de impuestos a los ciudadanos más ricos.

"Hoy vendemos al resto del mundo más productos fabricados en Estados Unidos que nunca antes. Nuestras exportaciones han aumentado. Producimos más gas natural que cualquier otro país", enumeró.

No obstante, Obama admitió que todavía queda trabajo por hacer y hace falta no un plan "de tres meses o tres años", sino una estrategia "de largo plazo" para "revertir las fuerzas que están conspirando contra las familias de clase media".

"Hay que asegurarse de que el sueño americano es algo que está vivo, es real y es alcanzable. Por eso estoy luchando", enfatizó.

Asimismo, se anticipó a las batallas presupuestarias que se avecinan a partir de septiembre y criticó a los republicanos, en particular a los de la Cámara de Representantes, por proponer medidas que buscan recortar el gasto en educación, ciencia o investigación.

Antes de su discurso Obama realizó un recorrido por el puerto acompañado, entre otros, por el secretario de Transporte de EE UU, Anthony Foxx, y el consejero delegado de la autoridad portuaria de Jacksonville, Dennis Kelly.

El presidente prevé dar varios discursos económicos durante las próximas semanas con viejas propuestas y otras nuevas sobre temas como la creación de empleo, el acceso a la educación, el mercado de la vivienda y la reforma sanitaria.

El próximo será el martes de la semana entrante en un centro procesador de Amazon en Chattanooga (Tennessee) y estará centrado en el sector de las manufacturas, con nuevas propuestas, informó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.