• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama felicita a Romney por "enérgica" campaña

El presidente estadounidense, Barack Obama, habla frente a su rival republicano, Mitt Romney, en un debate moderado por Bob Schieffer en la Universidad Lynn en Boca Ratón | EFE

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos | EFE

El candidato a la reelección habló brevemente con los periodistas tras realizar una visita no anunciada a una oficina de la campaña demócrata cercana a su casa de Chicago

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, felicitó a su rival republicano, Mitt Romney, por su "enérgica" campaña y se mostró confiando en lograr los votos necesarios para seguir cuatro años más en la Casa Blanca.

Obama habló brevemente con los periodistas tras realizar una visita no anunciada a una oficina de la campaña demócrata cercana a su casa de Chicago, desde donde llamó por teléfono a voluntarios del estado de Wisconsin para agradecerles por "trabajar duro" en su nombre.

El presidente fue recibido en esa oficina con grandes aplausos por más de una veintena de voluntarios, algunos con lágrimas en los ojos.

El presidente dio las gracias "a todas las personas increíbles que están trabajando tan duro, haciendo llamadas telefónicas y asegurándose de que la gente vaya a votar".

Además, felicitó a Romney por su "enérgica" campaña, aseguró que sus seguidores son "tan comprometidos y entusiastas" como los demócratas y agregó que también están "trabajando duro hoy".

"Tenemos confianza en que conseguiremos los votos para ganar", subrayó Obama.

El mandatario grabará hoy en Chicago una serie de entrevistas para radio y televisión, y después jugará al baloncesto con algunos amigos y miembros de su equipo.

El baloncesto, una pasión personal de Obama, es también una tradición ligeramente supersticiosa para el presidente, que suele relajarse en las canchas el día de la votación cuando su nombre está en las papeletas.

Obama comerá y cenará en su casa junto a su familia y por la noche se desplazará al centro de convenciones McCormick Place de Chicago, donde esperará los resultados de la jornada electoral y pronunciará un discurso triunfal o de aceptación de la derrota.