• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama: No hay excusa para los actos destructivos en Ferguson

El presidente de Estados Unidos pidió calma y reconoció la existencia de un "legado de discriminación racial" en ese país | Foto EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama | Foto EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insistió no obstante que ese malestar social está enraizado en realidades que datan de largo tiempo atrás y aplaudió las manifestaciones pacíficas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que no hay excusa para los actos destructivos registrados la pasada noche en Ferguson (Misuri) tras conocerse la decisión judicial de no procesar al policía blanco que en agosto mató al joven negro Michael Brown.

Obama insistió no obstante que ese malestar social está enraizado en realidades que datan de largo tiempo atrás y aplaudió las manifestaciones pacíficas que también han tenido lugar desde que un gran jurado desestimara encausar a Darren Wilson, el agente de Policía que acabó con la vida del joven desarmado.

"Quemar edificios, incendiar vehículos, destruir propiedades poniendo a la gente en riesgo es destructivo, y no hay excusa para ello. Esos son actos criminales, y la gente debe ser enjuiciada si se involucra en actos delictivos", dijo el presidente en Chicago, antes de comenzar el discurso que tenía previsto para abordar el sistema migratorio.

"Estamos aquí para hablar de inmigración, que forma parte de lo que hace a Estados Unidos este lugar extraordinario que es. Ser estadounidense no significa que usted tenga que mirar de cierta manera o tener un cierto apellido o proceder de un lugar determinado, tiene que ver con un compromiso con los ideales, la creencia en ciertos valores", aseveró.

"Y si alguna parte de la comunidad estadounidense no se siente bienvenida o tratada de manera justa -prosiguió-, eso es algo que nos pone a todos en riesgo, y todos tenemos que estar preocupados".

Obama explicó que ha solicitado al fiscal general, Eric Holder, que delinee una serie de pasos a seguir para mantener reuniones regionales que permitan poner solución al descontento social que existe entre algunos sectores de la sociedad y las fuerzas de seguridad y justicia.

Asimismo, adelantó que la semana entrante auspiciará una reunión con líderes religiosos, oficiales estatales y federales para comenzar a trabajar sobre una estrategia que mejore la situación y que asegure que "la aplicación de la ley es justa y está siendo aplicada por igual a todas las personas en este país".

"La conclusión es muy importante: no se saca ningún beneficio de los actos destructivos. Nunca he visto lograr una ley de derechos civiles o un proyecto de ley de salud o una ley de inmigración por quemar un vehículo. Ha sucedido porque la gente votó. Porque la gente se movilizó. Porque la gente se organizó", insistió el mandatario.

Mientras tanto, el abogado de la familia de Michael Brown, Benjamin Crump, criticó duramente hoy al fiscal y denunció como "completamente injusto" el proceso que dejó sin juicio a Wilson, autor de la muerte del joven.

Esta decisión provocó una noche de graves disturbios en Ferguson, un suburbio de San Luis (Misuri), de apenas 20.000 habitantes, que se saldaron con más de 80 detenidos y numerosos establecimientos saqueados y quemados a lo largo de la noche.