• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama elogia la gastronomía de Filipinas en una cena de Estado en Manila

El presidente de Estados Unidos y su homólogo de Filipinas | Reuters

El presidente de Estados Unidos y su homólogo de Filipinas | Reuters

El presidente de Estados Unidos dijo que pueden "disfrutar ocasionalmente" de la gastronomía gracias a que la cocinera jefa de la Casa Blanca nació en Manila

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió hoy durante una cena de Estado ofrecida por su homólogo filipino, Benigno Aquino, la gastronomía del país asiático, de la que puede "disfrutar ocasionalmente" gracias a que la cocinera jefa de la Casa Blanca nació en Manila.

"Gracias a ella, en la Casa Blanca podemos disfrutar de vez en cuando de lumpia y de adobo" dos tradicionales platos filipinos, dijo Obama en un breve discurso durante la cena en su honor, a la que asistieron unos 300 invitados.

Obama destacó la cercanía del pueblo estadounidense con el filipino, la obsesión de ambos por el baloncesto y la admiración por Manny Pacquiao, uno de los boxeadores más importantes de la historia de Filipinas.

"Compartimos el orgullo por los millones de filipino-americanos que contribuyen a nuestra nación todos y cada uno de los días", agregó el mandatario en referencia a los numerosos filipinos que han emigrado a EEUU en busca de una mejor calidad de vida.

Obama dijo admirar también la perseverancia del pueblo de Filipinas, que sufrió el pasado noviembre el tifón Haiyan, cuyo paso causó 6.300 muertos y más de 1.000 desaparecidos.

"Después de Yolanda (nombre local que recibió el Haiyan), América lloró por vosotros, pero también nos inspiró vuestra resistencia y vuestra determinación de atender a los afectados", afirmó Obama.

"Vosotros aportáis esa misma fortaleza y solidaridad a nuestra alianza", añadió.

El presidente estadounidense llegó hoy a Filipinas para una visita oficial de dos días y se reunió esta mañana con Aquino para hablar, entre otras cuestiones de interés común, de un acuerdo militar que ambos países firmaron esta jornada.

Además, el dirigente norteamericano corroboró el apoyo a Filipinas en la disputa territorial entre Manila y Pekín en el Mar del Sur de China, aunque dijo no tener nada contra China.

Mañana, Obama tiene previsto pronunciar un discurso ante militares estadounidenses y filipinos en Fort Bonifacio, tras lo que visitará el cementerio americano en Manila, en el que yacen miles de víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Este viaje oficial de Obama a Filipinas es la primera visita de un presidente estadounidense desde octubre de 2003, cuando la hizo el entonces jefe de Estado George W. Bush.