• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama: La economía no mejora porque el Congreso está atascado

El presidente Barack Obama / AP

El presidente Barack Obama / AP

"Existe bastante consenso respecto a cómo podemos avanzar. El problema ahora mismo es que esta ciudad, Washington, está atascada, y no estamos viendo el tipo de progreso que deberíamos ver", afirmó el mandatario estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, señaló hoy que el problema para la mejora de la economía reside en que el Congreso en Washington está "atascado", y rechazó que vaya a permitir que la elevación del tope de deuda federal se convierta en "una pieza de negociación".

"Existe bastante consenso respecto a cómo podemos avanzar. El problema ahora mismo es que esta ciudad, Washington, está atascada, y no estamos viendo el tipo de progreso que deberíamos ver", afirmó Obama en una reunión con líderes empresariales de todo el país para analizar la situación económica.

"Hemos mejorado, hay muchos elementos brillantes después de la crisis. Pero no estamos donde deberíamos", agregó.

Como causas, el presidente estadounidense apuntó a la posición de una "pequeña facción" de los legisladores republicanos que tienen "atascado" el Congreso y se oponen, por razones meramente "ideológicas", a propuestas que ayudarían a impulsar la recuperación económica, como la aprobación de la reforma migratoria.

"La inmigración es el caso más obvio. Tenemos un acuerdo bipartidista. Pero se encuentra a la espera en la Cámara de Representantes", indicó Obama, al comentar la propuesta de ley aprobada por el Senado para reformar el sistema migratorio y que aguarda su consideración en la Cámara baja, bajo control republicano.

Asimismo, el presidente se refirió al inminente debate sobre el presupuesto, que calificó como el "más crítico para nuestra economía de los próximos meses".

Obama reiteró su disposición a negociar con los líderes republicanos en el Congreso para acordar un plan de reducción del déficit y la deuda, al reconocer que el problema se concentra "en el largo plazo", pero insistió en que la amenaza de una suspensión de pagos no puede ser utilizada como moneda de cambio.

De acuerdo con los cálculos del Tesoro, el tope de deuda federal de 16,7 billones de dólares se alcanzará a mediados del próximo mes de octubre.

"Lo que no haré será crear un hábito, un patrón, a partir del cual la credibilidad y la confianza en Estados Unidos acabe siendo una pieza de negociación para marcar ciertas políticas. Eso es irresponsable. La última vez que los hicimos, en 2011, tuvimos un decrecimiento económico en un momento en el que la recuperación estaba comenzando a despegar", subrayó.

Obama se refería al acuerdo alcanzado en el último momento en el verano de 2011 con el que se evitó la entrada en suspensión de pagos del gobierno federal tras superar el tope de deuda federal, pero que propició que la nota de calificación crediticia de EE UU bajase por primera vez en la historia desde su máximo nivel.