• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama criticó asesinato de periodista japonés por el EI

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, subrayó que la visita de Obama al hospital no se trataba de una "urgencia"/ EFE

Barack Obama, presidente de Estados Unidos / EFE

El presidente de Estados Unidos catalogó de barbaro y atroz los hechos del grupo extremista contra Kenji Goto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó hoy el "atroz" y "bárbaro" asesinato del periodista japonés Kenji Goto por el Estado Islámico (EI), poco después de que ese grupo terrorista colgara en internet un vídeo que aparentemente muestra su decapitación.

"A través de sus informaciones, Goto buscó con valentía transmitir las dificultades del pueblo sirio al mundo exterior", expresó Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

En la nota, Obama envió sus condolencias a la familia de Goto, y expresó su "solidaridad con el primer ministro, Shinzo Abe, y el pueblo japonés por denunciar este acto bárbaro".

En un vídeo de un minuto de duración, cuya autenticidad no ha podido se verificada por fuentes independientes, un verdugo del grupo extremista asegura que la decapitación se debe a la participación de Japón en la coalición internacional contra el EI en Irak y Siria.

Obama también aplaudió "el firme compromiso de Japón para el avance de la paz y la prosperidad en Oriente Medio y globalmente, incluidas su generosa asistencia para la gente inocente afectada por los conflictos en la región".

El presidente estadounidense subrayó que, "en conjunto con una amplia coalición de aliados y socios, EE.UU. continuará tomando acciones decisivas para desarticular y finalmente destruir al EI".

Hace once días, coincidiendo con el viaje del primer ministro nipón a Oriente Próximo, el EI envió un primer vídeo en el que exigió a Tokio 200 millones de dólares a cambio de no asesinar a Goto, capturado en octubre, y a otro ciudadano japonés, Haruna Yukawa, que fue ejecutado el pasado sábado.

Desde el pasado mes de agosto, Estados Unidos y los miembros de la coalición contra el EI han lanzado centenares de ataques aéreos contra posiciones de los yihadistas en Irak y Siria.

Según cálculos del Pentágono, los ataques han acabado con la vida de 6.000 combatientes islamistas de un total de entre 20.000 y 30.000 milicianos.