• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama confía en lograr apoyo del Congreso para intervención en Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy que el Congreso emita un voto "rápido" sobre una acción militar "limitada" contra Siria / Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy que el Congreso emita un voto "rápido" sobre una acción militar "limitada" contra Siria / Reuters

El presidente de Estados Unidos pidió hoy que el Congreso emita un voto "rápido" sobre una acción militar "limitada" contra Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy que el Congreso emita un voto "rápido" sobre una acción militar "limitada" contra Siria y se mostró confiado en que logrará la autorización de los legisladores para llevar a cabo ese ataque.

"Quiero enfatizar una vez más que lo que estamos diseñando es algo limitado, algo proporcional, que degradará las capacidades (del régimen del presidente Bachar Al) Asad", dijo Obama al inicio de una reunión en la Casa Blanca con los principales líderes republicanos y demócratas en el Congreso.

Además, expresó su agradecimiento a los legisladores por la intención de celebrar la votación "tan pronto como el Congreso regrese la próxima semana" al trabajo.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado celebrará hoy mismo una audiencia para estudiar la autorización solicitada por Obama para atacar Siria en la que participarán los secretarios de Estado, John Kerry, y de Defensa, Chuck Hagel.

"Creo que es apropiado que actuemos sin precipitación, pero también creo que todo el mundo reconoce la urgencia y que vamos a tener que movernos con relativa rapidez", sostuvo Obama en su encuentro con los legisladores, al que asisten, entre otros, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

Asad "debe rendir cuentas" por el uso de armas químicas, algo que Washington considera probado, ya que eso "plantea una amenaza grave a la seguridad de Estados Unidos y de la región", destacó Obama.

Ante las reticencias del pueblo estadounidense a una acción en Siria que muestran las encuestas, el mandatario insistió en que su plan "no es Iraq" y "no es Afganistán".

También aseguró que su Gobierno tiene "una estrategia más amplia" para "mejorar la capacidad de la oposición" en Siria y continuar con la "presión diplomática" con el objetivo de devolver la paz y la estabilidad a ese país.

Asimismo, Obama se mostró dispuesto a realizar cambios en la solicitud formal de autorización para un ataque en Siria enviada al Congreso, después de que muchos legisladores hayan comentado que es demasiado abierta y amplia en cuanto al poder que concede al presidente.

Obama iniciará hoy un viaje a Suecia y a la cumbre del G20 en Rusia en medio de su ofensiva para lograr el apoyo de aliados internacionales y del Congreso a su decisión de atacar Siria.

En ese contexto el presidente habló el lunes por teléfono con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, con quien coincidió en que el uso de armas químicas en Siria "es una grave violación de las normas internacionales y no puede ser tolerado", según indicó hoy la Casa Blanca en un comunicado.

Abe y Obama "se comprometieron a seguir en estrechas consultas sobre las posibles respuestas de la comunidad internacional" a ese uso de armas químicas.