• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama: Cada día sin actuar deja más vidas robadas por balas

El presidente de EE UU, Barack Obama, tiene un poco más de 25 millones de seguidores | El Tiempo / Colombia / GDA

El presidente de EE UU, Barack Obama | El Tiempo / Colombia / GDA

El mandatario estadounidense dijo que Colorado, que acaba de aprobar medidas para restringir la compra y porte de armas, "ha demostrado ser un modelo de lo que es posible" hacer para luchar contra la violencia armada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, alertó hoy que cada día que pasa sin actuar "más vidas son robadas por las balas", en un discurso en Denver (Colorado) en el que volvió a insistir en la necesidad de medidas para un mayor control de las armas.

Obama sostuvo que Colorado, que acaba de aprobar medidas para restringir la compra y porte de armas, "ha demostrado ser un modelo de lo que es posible" hacer para luchar contra la violencia armada.

Colorado ha sido también, como recordó el presidente, el escenario de dos de los peores "tiroteos masivos" ocurridos en la historia del país, el del cine de Aurora (julio de 2012) y el del instituto Columbine (abril de 1999).

"Ya no estamos dispuestos a esperar al próximo Newtown o Aurora para actuar", subrayó Obama durante un discurso en la Academia de Policía de Denver.

La matanza de Aurora, donde murieron 12 personas y otras 58 resultaron heridas, y la ocurrida en diciembre pasado en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeres, reabrieron el debate sobre las armas en el país.

"La única manera de que esta vez sea diferente es si el pueblo estadounidense exige que sea diferente", dijo Obama al volver a pedir a los ciudadanos que presionen al Congreso para aprobar medidas sobre el control de las armas.

Tras su receso de dos semanas, el Senado prevé estudiar este mes una propuesta de ley para el control de las armas que no incluye la reinstalación, apoyada por Obama, de la prohibición de las armas de asalto que caducó en 2004.

No obstante, esa propuesta sí contempla una medida sobre la exigencia de revisión de antecedentes penales del que compra un arma que, según los expertos, tendría un efecto muy importante en la reducción de la violencia.

El mandatario enfatizó que un 90 % de los estadounidenses apoya esa revisión de antecedentes "para mantener a los criminales lejos de las armas".

Además, Obama argumentó que no tiene por qué haber conflicto entre medidas para lograr un mayor control de las armas y el derecho a portarlas recogido en la Segunda Enmienda de la Constitución del país.

En esa línea contó que ha recibido "montones de cartas de orgullosos propietarios de armas" que defienden ese derecho pero, a la vez, dijo: "quieren que hagamos algo para detener esta epidemia de violencia armada".

"Creo en esto y voy a seguir dando lo mejor de mí, pero voy a necesitar vuestra ayuda", pidió Obama, quien se ha implicado personalmente en una campaña por un mayor control de las armas que se ha convertido en una de las prioridades de su segundo mandato.

Antes de su discurso, Obama participó en una mesa redonda con familiares de víctimas de las matanzas de Columbine y Aurora, congresistas estatales y jefes policiales locales, acompañado del secretario de Justicia, Eric Holder.