• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama: Trayvon Martin podría haber sido yo 35 años atrás

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama | AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama | AP

El mandatario hizo la declaración una semana después de la absolución de George Zimmerman por el homicido del adolescente negro en 2012, en un extenso discurso sobre el caso que despertó los viejos demonios del racismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Trayvon Martin podría haber sido yo 35 años atrás", dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, una semana después de la absolución de George Zimmerman por el homicido del adolescente negro en 2012, en un extenso discurso sobre el caso que despertó los viejos demonios del racismo.

Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, alabó la "increíble dignidad" de los padres de Martin y llamó a reducir la "desconfianza" entre los negros y la policía, en una sorpresiva aparición en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Adoptando un tono muy personal y haciendo pausas entre palabras, el mandatario dijo no poder "imaginar lo que atravesaron" los padres del joven, pero también estimó que el juicio de Zimmerman había sido justo y que había arrojado el veredicto de un jurado soberano.

"Una vez que el jurado se pronuncia, es allí que funciona nuestro sistema", destacó. Pero "cuando Trayvon Martin fue abatido, yo dije que podía haber sido mi hijo. Otra forma de decirlo es que Trayvon Martin podría haber sido yo 35 años atrás", afirmó Obama.

"La comunidad afroestadounidense percibe estos casos a través de un conjunto de experiencias, y de una historia que no desaparece", dijo Obama.

"Hay muy pocos hombres afroestadounidenses que no hayan vivido la experiencia de ser seguidos (por vigilantes de seguridad) en un centro comercial donde estaban de compras. Este ha sido mi caso", contó.

"La comunidad afroestadounidenses sabe también que existe una historia de desequilibrios raciales en la aplicación de nuestras leyes penales", agregó, "y eso termina teniendo un impacto en cómo interpretan los casos" criminales.

Martin tenía 17 años cuando murió de un disparo en el pecho la noche del 26 de febrero de 2012, mientras caminaba por una urbanización privada de Sanford, en el centro de Florida (sureste).

Zimmerman, de 29 años, un vigilante privado, dijo que actuó en defensa propia tras ser atacado por Martin, y fue absuelto por un jurado de seis mujeres -cinco blancas y una hispana- de los cargos de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario.

Obama instó este viernes a revisar las leyes locales sobre legítima defensa como la vigente en Florida.

"Creo que sería útil para nosotros examinar ciertas leyes locales si ellas son elaboradas de manera tal que estimulan el tipo de altercados, de enfrentamientos y tragedias que hemos visto en Florida", dijo Obama.

Activistas indignados con el veredicto e incluso el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ya habían pedido que se revisaran estas leyes.

Sin embargo, el gobernador de Florida, Rick Scott, rechazó esta semana la posibilidad de derogar la norma sobre legítima defensa, conocida como "Defienda su Posición".

El presidente afirmó que era "comprensible que hubiera manifestaciones y vigilias" tras el fallo, pero "siempre que sigan siendo sin violencia".

"Si veo que surge la violencia, recordaría que esta deshonraría lo que ha ocurrido a Trayvon Martin y su familia", dijo.

Obama llamó además a encontrar la manera de "reducir la especie de desconfianza hacia el sistema" que existe entre "ciertos afroestadounidenses" y la policía.

Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que estaba considerando la posibilidad de presentar cargos contra Zimmerman si se enteraba de que había violado los derechos civiles del adolescente negro.

Sin dar pistas sobre la futura actuación del gobierno federal en este aspecto del caso, el presidente cerró su discurso con un mensaje de esperanza.

"No quiero que perdamos de vista el hecho de que las cosas están mejorando" en el frente de las relaciones interraciales, aseguro Obama, elegido en 2008 y reelecto en 2012.

"Cada nueva generación parece estar haciendo progresos en el cambio de comportamiento", opinó, advirtiendo sin embargo que "esto no significa que el racismo ha sido eliminado" en Estados Unidos.