• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Debate en Florida: La última pelea por la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Barack Obama, habla frente a su rival republicano, Mitt Romney, en un debate moderado por Bob Schieffer en la Universidad Lynn en Boca Ratón | EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, habla frente a su rival republicano, Mitt Romney, en un debate moderado por Bob Schieffer en la Universidad Lynn en Boca Ratón | EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, se dieron cita en la Universidad de Lynn en Boca Ratón para intercambiar ideas sobre temas clave, como el terrorismo, la situación en Medio Oriente e Irán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La noche de este lunes, el presidente de Estados Unidos y aspirante a la reelección, Barack Obama, y el republicano Mitt Romney iniciaron este lunes su último debate presidencial, que giró en torno a la política exterior y a la defensa, cuando faltan 15 días para las elecciones presidenciales en los que uno de los candidatos se quedará con la Casa Blanca.

Los dos aspirantes se dieron cita en la Universidad de Lynn en Boca Ratón (en el estado clave de Florida, al suertes de EE UU) para intercambiar ideas sobre temas clave, como la situación política en Medio Oriente e Irán.

Al inicio de este tercer debate presidencial, Romney felicitó a Obama por la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, pero advirtió que Estados Unidos "no puede ir matando para salir de este desastre".

En su opinión, "Siria es una oportunidad para nosotros por el importante papel que juega en el Medio Oriente. Ver salir a Al Assad está entre nuestras prioridades".

Pero Obama le salió al paso al republicano, a quien le reprochó que antes no viera en Al Qaeda un enemigo.

"Me alegro de que reconozca a Al Qaeda como amenaza porque hace unos meses usted (Romney) dijo que la mayor amenaza geopolítica era Rusia. La Guerra Fría terminó hace 20 años", increpó Obama.

Una política exterior desfasada

El presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró que la política exterior de su rival republicano, Mitt Romney, responde a la de los años 80, al hacer alusión a unas declaraciones del ex gobernador de Massachusetts en las que aseguraba que Rusia es el principal enemigo de EE UU.

"Me alegro de que reconozca que Al Qaeda es nuestro mayor amenaza, porque hace unos meses aseguró que lo era Rusia, pero la Guerra Fría se ha acabado", dijo Obama en el tercer debate presidencial celebrado hoy en Boca Ratón (Florida).

En este sentido, Obama aprovechó para destacar sus logros en política exterior, y mencionó especialmente la caída de Osama Bin Laden.

Por su parte, Romney pidió cambiar de estrategia en la lucha "contra el extremismo radical", mientras que Obama recordó el éxito de la operación aliada contra el fallecido líder libio Muamar el Gadafi en 2011.

"Incluso después del ataque de Bengasi, tenías a decenas de miles de libios en las calles diciendo que Estados Unidos es nuestro amigo, que están con nosotros", dijo el presidente de EE UU.

Sobre Libia dijo, además, que los tres pasos son garantizar la seguridad de los estadounidenses, investigar lo ocurrido en el consulado y perseguir a los responsables.

Al Assad debe irse

Con respecto al caso Siria, Obama dijo que hará todo lo posible para cooperar con la oposición en Damasco, pero criticó la propuesta de entregar "armas pesadas" a los rebeldes porque, a su juicio, podrían ser utilizadas "en nuestra contra".

"Estoy confiado en que los días de Al Assad están contado. Él se tiene que ir. Hemos pedido sanciones, los hemos aislado, hemos dado ayuda humanitaria, pero los sitios tendrán que decidir su futuro”, subrayó.

"No podemos poner armas pesadas en manos de gente que podría utilizarlas en nuestra contra", expresó Obama.

La necesidad de aislar a Irán

Por otra parte, Romney planteó que una acción militar contra Irán por su programa nuclear debe ser "el último recurso" de considerar y abogó por "aislar diplomáticamente" a ese país.

"Estamos ahora cuatro años más cerca de un Irán nuclear, no deberíamos desperdiciar otros cuatro años", alertó Romney.

Obama, por su parte, aseguró hoy que se mantendrá del lado de Israel si es atacado por Irán, pero subrayó que una intervención militar debe ser "el último recurso, no el primero" como opina su rival republicano.

"Estaré con Israel si es atacado por Irán", aseveró Obama, "y mientras yo sea presidente de Estados Unidos, Irán no conseguirá un arma nuclear".