• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama en Ramala: Palestina merece el fin de la ocupación

El presidente de EE UU, Barack Obama, tiene un poco más de 25 millones de seguidores | El Tiempo / Colombia / GDA

El presidente de EE UU, Barack Obama | El Tiempo / Colombia / GDA

El presidente de EE UU reconoció que en la situación actual es "muy difícil" conseguir la paz e instó a las dos partes (Israel y Palestina) a ceder en sus posiciones para poder retomar las negociaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, destacó hoy, en su primera visita a Ramala desde que llegó al cargo, que los palestinos "se merecen el fin de la ocupación" y consideró que los asentamientos judíos "dificultan" la paz, aunque no demandó explícitamente a Israel congelar su construcción.

En una conferencia de prensa conjunta con el presidente palestino, Mahmud Abás, tras reunirse durante cerca de tres horas en la residencia de Mukata de Ramala, Obama reconoció que en la situación actual es "muy difícil" conseguir la paz e instó a las dos partes a ceder en sus posiciones para poder retomar las negociaciones.

"Si la única forma de iniciar negociaciones es tenerlo todo resuelto (de antemano), entonces nunca llegaremos a los asuntos centrales", respondió al ser preguntado por una posible congelación en la construcción de los asentamientos como la aplicada de forma parcial en 2010.

El presidente estadounidense consideró que la continuación de la construcción de colonias en Cisjordania y Jerusalén Este por parte de Israel "no es apropiada ni constructiva" para el proceso de paz.

Asimismo, afirmó que el plan anunciado por el Gobierno israelí para construir en la polémica zona E1 al este de Jerusalén "es un ejemplo" de actitudes que hacen "cada vez más difícil la solución de dos Estados", a la que consideró "la mejor y quizás la única solución pacífica".

No obstante, no llegó a reclamar a Israel que congele la construcción de asentamientos, como hizo en 2010, e insistió en que si cada parte se mantiene en las condiciones que demanda para iniciar las negociaciones "nunca lo conseguiremos".

Abás, sin embargo, continuó mostrándose tajante en esta cuestión y recalcó que el "deber del Gobierno israelí es al menos cesar en la construcción de asentamientos" para poder encontrar una vía de diálogo.

"Las nuevas generaciones de palestinos cuando ven asentamientos por todas partes en Cisjordania ya no confían en la solución de dos Estados", subrayó para resaltar la frustración de los palestinos, que Obama también reconoció.

El presidente palestino recalcó que las colonias judías, además de ser ilegales, representan la principal amenaza a la solución de dos Estados y que los palestinos "no piden nada que esté fuera de la legitimidad internacional".

Fuentes palestinas próximas a la reunión de hoy en la Mukata indicaron a Efe que los palestinos mantendrán su demanda de que Israel cese de construir colonias en Cisjordania y Jerusalén Este para poder retomar las negociaciones de paz.

Obama llegó a Ramala procedente de Jerusalén junto al secretario de Estado de EE UU, John Kerry, y el resto de la delegación norteamericana a bordo de dos grandes helicópteros, que aterrizaron en el recinto de la Mukata levantando una gran polvareda.

Abás le recibió con una breve ceremonia en la que una banda militar tocó los himnos de EE UU y Palestina en presencia también de varios miembros del Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina, entre ellos el primer ministro, Salam Fayad.

La ceremonia tuvo lugar en la explanada de la Mukata, junto a la que se encuentra el mausoleo del histórico líder palestino Yaser Arafat.

Banderas estadounidenses y palestinas, fuertes medidas de seguridad y alfombras rojas sirvieron de trasfondo a una ceremonia solemne en la que no abundaron las sonrisas y bromas que caracterizaron ayer su recibimiento en Israel.

Poco antes de que Obama llegara a Ramala, dos cohetes disparados desde la franja de Gaza impactaron en Israel sin causar daño, en el primer ataque de este tipo desde noviembre, reivindicado posteriormente por un grupo radical salafista.

Cerca de 300 palestinos se concentraron en una céntrica plaza de Ramala para expresar su rechazo al presidente estadounidense a poca distancia de la Mukata, donde se reunía con Abás.

Por su parte, el primer ministro de Gaza, Ismail Haniye, dijo que no espera "ningún resultado de esta visita" ni que Obama "vaya a cambiar la ecuación política en el terreno".

"No vemos que la política estadounidense vaya a poner fin a la ocupación israelí", consideró Haniye.