• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama da un año a Fuerzas Armadas para frenar el acoso sexual en sus filas

El presidente Barack Obama / Reuters

El presidente Barack Obama / Reuters

El mandatario lanzó esta advertencia en un comunicado unas horas después de que el Senado aprobara una ley de Defensa más dura con los delitos sexuales en las Fuerzas Armadas y más protectora con las víctimas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, dio este viernes un año a las Fuerzas Armadas para atajar los crecientes casos de acoso sexual en sus filas y anunció reformas adicionales si no se logra un avance evidente en este sentido al término de 2014.

Obama lanzó esta advertencia en un comunicado tan sólo unas horas después de que el Senado aprobara una ley de Defensa más dura con los delitos sexuales en las Fuerzas Armadas y más protectora con las víctimas.

Esta ley llega a raíz de la fuerte polémica que despertó un estudio del Pentágono, publicado en mayo, que desveló que el número de víctimas de acoso sexual en el ejército ha crecido en un tercio entre 2010 (19.300) y 2012 (26.000).

Ante estos datos, Obama pidió hoy a los militares que le entreguen dentro de un año, el 1 de diciembre de 2014, un informe completo sobre la evolución de la violencia sexual en sus filas, así como de las medidas que se tomen para prevenirla y combatirla.

"Si no veo el tipo de progreso que espero, entonces consideraremos reformas adicionales para eliminar este crimen de nuestro ejército y proteger así a nuestros oficiales, que cuidan de nosotros cada día aquí y alrededor del mundo", señaló.

Las nuevas medidas sobre el acoso sexual forman parte de una amplia ley de Defensa que destina 552.000 millones de dólares para el presupuesto ordinario del ejército y 80.000 millones para Afganistán y otras operaciones en el extranjero.

En concreto, la norma impide que los comandantes puedan desestimar el veredicto de una corte marcial cuando se aborde un delito sexual y establece una guía de actuaciones a seguir en estos casos.

Asimismo, a partir de esta nueva ley, las víctimas podrán solicitar ser transferidas a una nueva unidad, al tiempo que se crea un cargo penal específico en el sistema de justicia militar en el caso de que se tomen represalias contra una víctima que denuncie haber sido agredida.

Sin embargo, la ley no incluye finalmente una de las propuestas más polémicas, la de la senadora demócrata Kristen Guillibrand, que pretendía que sean abogados especializados y no los comandantes de las víctimas quienes se ocupen de los casos de delitos sexuales.

Esta medida, que se votará de manera separada probablemente a principios de año, topó con la fuerte oposición tanto del Pentágono como de algunos legisladores.

Más allá de las cifras oficiales, se estima que otros miles de casos de violencia sexual en las Fuerzas Armadas no han salido a la luz por miedo a no ser atendidos o a sufrir represalias.

"La Casa Blanca, el Departamento de Defensa y otras agencias de mi Administración continuarán trabajando con el Congreso para abordar este corrosivo problema que es una violación de los valores que nuestro ejército defiende y destruye la confianza entre los miembros de nuestras tropas", concluyó Obama.