• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama pidió al Congreso ampliar poderes contra el EI

El presidente Barack Obama da una conferencia junto con la canciller alemana Angela Merkel, en la Casa Blanca | Foto: AP

Foto: AP

 El borrador no establece límites claros a la campaña aliada o a la duración en el combate contra los yihadistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió al Congreso una propuesta de autorización para ampliar el uso de la fuerza contra el Estado Islámico, un texto que espera sirva de base legal para reforzar la actual ofensiva y que, según aseguró, no permitirá operaciones de combate terrestre a largo plazo.

El borrador  que busca ampliar uso de la fuerza militar contra los yihadistas no establece límites claros a la campaña aliada –más allá de Siria e Irak– o la duración de la lucha contra el Estado Islámico, pero tampoco autoriza operaciones de combate terrestre a gran escala y a largo plazo, como las llevadas a cabo en las guerras de Irak y Afganistán, explicó el mandatario.

El gobierno de Obama, para desplegar sus ataques contra el Estado Islámico en Irak y Siria, se basó en una autorización para el uso de la fuerza militar de 2001 y en otra norma de 2002 que el entonces presidente, George W. Bush, usó para lanzar ataques contra terroristas en el extranjero.

En la propuesta, el mandatario afirmó que fuerzas locales de los países donde se combata a los yihadistas deben desplegarse para llevar a cabo operaciones terrestres, en lugar de las fuerzas militares estadounidenses, tal y como ha ocurrido hasta ahora en Irak y Siria.

Matizó que habrá flexibilidad para operaciones terrestres en caso de rescate a personal de Estados Unidos o de la coalición, u operaciones especiales contra el liderazgo del Estado Islámico.


Propuesta insuficiente. La propuesta ha tenido buena acogida entre los presidentes de los comités de las dos Cámaras del Legislativo -ambos republicanos-, donde tendrá que debatirse y votar. Para el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, es insuficiente. La Casa Blanca dijo que es un punto de partida.