• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama y Boehner revisan propuestas para evitar "abismo fiscal"

El presidente de EE UU, Barack Obama, y el de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner / AP

El presidente de EE UU, Barack Obama, y el de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner / AP

Carney defendió la propuesta de Obama para evitar una subida de impuestos y masivos recortes al gasto público a finales de año 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, y el de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, volvieron a reunirse hoy en la Casa Blanca para intentar acercar posiciones sobre cómo evitar el "abismo fiscal" a fin de año, confirmó la residencia presidencial.

Durante su acostumbrada rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, confirmó la reunión de 45 minutos, pero se negó a comentar sobre "las propuestas o contrapropuestas" de las conversaciones entre ambos.

Sin embargo, Carney defendió la propuesta de Obama para evitar una subida de impuestos y masivos recortes al gasto público a finales de año como la única que logra una respuesta "equilibrada" para la reducción del déficit a largo plazo y para encauzar a la economía por una vía "sustentable".

"Un elemento importante de eso, en la parte de ingresos fiscales, es permitir que se mantenga vigente la ley, en lo que respecta al dos por ciento de los contribuyentes, para que se aumenten las tasas (impositivas) para los ricos a la vez que extendemos los recortes tributarios para el 98 % del pueblo estadounidense", afirmó Carney.

La reunión cara a cara entre Obama y Boehner es la tercera en los últimos cinco días y se produjo después de que el legislador republicano de Ohio presentase una nueva oferta que incluye un billón de dólares en nuevos ingresos fiscales, a cambio de que la Casa Blanca acepte grandes recortes fiscales y reformas a los programas de ayuda social.

Según fuentes legislativas, la nueva oferta de Boehner incluye un incremento en las tasas impositivas para ingresos superiores al millón de dólares anuales y recortes masivos al gasto público, por un billón de dólares, que además exigen reformas a los programas de beneficencia social.

Carney insistió hoy en que la propuesta de Obama de aumentar los impuestos al dos por ciento de los estadounidenses más ricos "está basada en una realidad económica, que es que, para lograr un paquete de reducción del déficit amplio (...) se requiere un cierto nivel de ingresos extraídos de los ricos".

La Administración Obama siempre ha insistido en que el Congreso prorrogue los recortes tributarios para los hogares que ganan menos de 250.000 dólares anuales.

El portavoz de Boehner, Michael Steel, dijo a los periodistas que las líneas de comunicación entre el Congreso y la Casa Blanca "siguen abiertas, pero no hay acuerdo y tampoco es inminente".

Si no se logra un pacto fiscal antes de fin de año, como parte del temido "precipicio fiscal" la mayoría de los estadounidenses verá un aumento en sus impuestos a partir de enero próximo, aparte de que el Gobierno tendrá que hacer masivos recortes en todos los programas de asistencia social.